Totalmente desquiciado, un poco loco y de todo un poco...Geek, Genio incomprendido, Blogger, Otaku extremo, 100% Androide y amante de los Deportes

viernes, 11 de abril de 2014

El Teorema de Pitágoras



Pitágoras tenía un problema y no sabía cómo resolverlo. Además, como no paraba en su casa, su esposa, Enusa, se aprovechaba de la situación y copulaba con dos cadetes del cuartel vecino.

Un día en que Pitágoras estaba cansado volvió más temprano a su casa y encontró a Enusa y a los dos cadetes en flagrante orgía y, sin más, mató a los tres.

A la hora de enterrarlos, en consideración a su esposa dividió el terreno por la mitad.
En una de las dos mitades enterró a su esposa. La otra mitad la dividió en dos cuadrados iguales y en cada uno de ellos enterró a un cadete.

De esa forma, los dos cadetes ocuparon un espacio idéntico al destinado a su esposa.
Luego, para meditar, subió a la montaña de al lado y, mirando desde la cima hacia el cementerio, encontró la solución a su problema.

Era obvio: El cuadrado de la Puta Enusa (hipotenusa) era igual a la suma de los cuadrados de los cadetes (catetos).
 
 
 
 ¡SI ME LO HUBIERAN ENSEÑADO ASÍ, NUNCA LO HABRÍA OLVIDADO!

jueves, 27 de febrero de 2014

¿EXISTE FLORA EN LAS VENTILAS HIDROTERMALES?







Programa de Manejo del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental





Contenido



1. Introducción............................................................................................................................ 4

2. Objetivos del Área Natural Protegida..................................................................................... 9
Objetivo General.................................................................................................................... 9
Objetivos Específicos............................................................................................................. 9

3. Objetivos del Programa de Manejo...................................................................................... 10
Objetivo General.................................................................................................................. 10
Objetivos Específicos........................................................................................................... 10

4. Descripción del Área Natural Protegida............................................................................... 11
Localización y límites........................................................................................................... 11
Características físico-geográficas........................................................................................ 11
Geología.......................................................................................................................... 11
Geomorfología................................................................................................................. 14
Oceanografía................................................................................................................... 14
Corrientes marinas dominantes...................................................................................... 14
Fenómeno El Niño-Oscilación del Sur (ENOS............................................................... 15
Perturbaciones................................................................................................................ 15
Sismos............................................................................................................................. 16
Características biológicas.................................................................................................... 16
Regionalización biogeográfica........................................................................................ 17
Fauna............................................................................................................................... 17
Bioprospección..................................................................................................................... 19

Normas Oficiales Mexicanas................................................................................................... 20

5. Diagnóstico y Problemática de la Situación Ambiental........................................................ 21
Ecosistémico........................................................................................................................ 21
Presencia y coordinación institucional................................................................................. 23

6. Subprogramas de Conservación.......................................................................................... 24
6.1 Subprograma de Protección.......................................................................................... 25
6.1.1 Componente de preservación e integridad de zonas núcleo y áreas frágiles
y sensibles .......................................................................................................... 25
6.1.2 Componente de inspección y vigilancia.............................................................. 26
6.2 Subprograma de Manejo............................................................................................... 26
6.2.1 Componente de mantenimiento de servicios ambientales.................................. 27
6.3 Subprograma de Conocimiento..................................................................................... 28
6.3.1 Componente de fomento a la investigación ....................................................... 28
6.3.2 Componente de inventarios................................................................................. 29
6.3.3 Componente de Sistemas de información.......................................................... 30
6.4 Subprograma de Cultura....................................................................................................
6.4.1 Componente de comunicación, difusión e interpretación ambiental................... 31
6.5 Subprograma de Gestión............................................................................................... 31
6.5.1 Componente de administración y operación ...................................................... 32
6.5.2 Componente de coordinación y concertación..................................................... 33
6.5.3 Componente de recursos humanos y profesionalización ................................... 33

7. Zonificación........................................................................................................................... 34
7.1 Zonificación.................................................................................................................... 34
7.2 Zonas y políticas de manejo........................................................................................... 34

8. Reglas Administrativas ........................................................................................................ 39

9. Programa Operativo Anual................................................................................................... 44

10. Evaluación de Efectividad.................................................................................................. 47

11. Bibliografía ......................................................................................................................... 49

12. Anexos................................................................................................................................ 55







1

Introducción
El Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental, se estableció mediante “Decreto por el que se declara área natural protegida, con el carácter de santuario, la porción marina conocida como Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental, localizadas en el Golfo de California y en el Pacífico Norte respectivamente”, misma que está conformada por el volumen comprendido entre los 500 metros bajo la superficie media del mar y el lecho submarino, con una superficie total de 145,564-80-83-88 hectáreas, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 5 de junio de 2009, en los que existen complejos ecosistemas de fondo oceánico y donde habitan organismos que sobreviven en condiciones de altas temperaturas y presiones, así como altas concentraciones de metales pesados y nula iluminación, lo que les confiere un importante valor de uso biotecnológico potencial.
Las zonas que constituyen esta área natural protegida pertenecen a la Provincia Pacífico Este de ventilas a nivel mundial, representan sitios de transición entre provincias oceanográficas con tipos de asociaciones bióticas poseedoras de una gran riqueza de especies y que por su diversidad de ecosistemas y su unicidad de ambientes presentes, han sido clasificadas por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad como regiones marinas prioritarias Guaymas y Boca del Golfo.

Se declaró como Área Natural Protegida, por considerarse como un área que cumple con los siguientes criterios:
·         Presencia de especies, subespecies o hábitat de distribución restringida.
·         Existencia de hábitats y especies no protegidas por la ley.
·         Por la presencia de especies únicas que no están protegidas por la normatividad ambiental.
·         El hecho de que posee características ecológicas sobresalientes.
·         Que cuenta actualmente con un interés para su protección.
·         Que es viable el manejo del sitio en forma coordinada con otras instituciones.
·         Cuenta con una alta factibilidad de protección por sus características oceanográficas.

El Programa de Manejo del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental, constituye un instrumento de planeación y regulación basado en el conocimiento de la problemática del área y de sus recursos naturales.
Este documento plantea la organización, jerarquización y coordinación de acciones que permitirán alcanzar los objetivos de creación del área natural protegida. Por esta razón, el Programa es concebido como una herramienta dinámica y flexible, que se retroalimenta y adapta a las condiciones del Área, en un proceso de corto, mediano y largo plazo, con base en la aplicación de las políticas de manejo y la normatividad que para esta área natural protegida se establecen.
Presenta los antecedentes de conservación del Área, definiendo además su situación actual y problemática, haciendo énfasis en la relevancia ecológica y científica; las atribuciones de las dependencias relacionadas y las implicaciones de su protección a distintos niveles, así como los objetivos de su creación.
En los diferentes subprogramas que componen este documento se plantea abordar la problemática de manera global, bajo las siguientes líneas estratégicas: protección, manejo, conocimiento, cultura y gestión, estableciéndose los objetivos y estrategias de manejo para cada uno. A su vez, los subprogramas tienen componentes que plantean objetivos específicos, así como actividades y acciones a desarrollar por parte de la Dirección del Área, a fin de cumplir los objetivos de cada componente en los plazos programados.
En el capítulo de Zonificación del Programa de Manejo se prevén las actividades permitidas y no permitidas para cada una de ellas, en concordancia con el “Decreto por el que se declara área natural protegida, con el carácter de santuario, la porción marina conocida como Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental, localizadas en el Golfo de California y en el Pacífico Norte respectivamente” y el apartado denominado Reglas Administrativas, a las que deberán sujetarse las actividades que se realicen en el Área, de conformidad con las disposiciones jurídicas aplicables.
Asimismo, en el capítulo siguiente, se ofrece una guía para la elaboración, calendarización, seguimiento y evaluación del Programa Operativo Anual (POA) del Área, que con fundamento en las actividades y acciones plasmadas en los Subprogramas y Componentes deberá fungir como el instrumento de planeación a corto plazo, a través del cual se expresan los objetivos y metas a alcanzar en un año, y en el apartado Evaluación de la Efectividad se establece el proceso de evaluación del presente Programa de Manejo, a fin de que éste sea revisado en 5 años.
Además, contiene varios anexos, a los que el propio texto hace referencia entre los que se encuentra los listados de fauna del Área, así como la bibliografía consultada.

El Programa de Manejo del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental, constituye un instrumento de planeación y regulación, su elaboración se realizó en cumplimiento de los artículos 65 y 66 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA).

Asimismo, el presente Programa de Manejo está fundamentado en las siguientes disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos:

Artículo 4º, párrafo quinto, que establece el derecho de todas las personas a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar y el deber del Estado de garantizar ese derecho fundamental. El mismo artículo constitucional establece que el daño y deterioro ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque en términos de lo dispuesto por la ley.

Artículo 25, primer párrafo, que establece el deber del Estado de conducir un proceso de desarrollo nacional integral y sustentable. El párrafo sexto del mismo artículo prevé, bajo criterios de equidad social y productividad, el apoyo e impulso a las empresas de los sectores social y privado de la economía, sujetándolos a las modalidades que dicte el interés público y al uso, en beneficio general, de los recursos productivos, cuidando su conservación y el medio ambiente.


Artículo 27, en cuyo párrafo tercero se establece el derecho de la Nación de regular, en beneficio social, el aprovechamiento de los elementos naturales susceptibles de apropiación, con objeto de hacer una distribución equitativa de la riqueza pública y cuidar de su conservación. En consecuencia, se dictarán las medidas necesarias para establecer adecuadas provisiones, usos, reservas y destinos de tierras, aguas y bosques, para preservar y restaurar el equilibrio ecológico y evitar la destrucción de los elementos naturales y los daños que la propiedad pueda sufrir en perjuicio de la sociedad.

El 10 de junio de 2011 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el Decreto por el que se modifica la denominación del Capítulo I del Título Primero y reforma diversos artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el cual se establece, entre otras cosas, que en los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos por la misma Norma y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección. Toda vez que la reforma constitucional mencionada tiene como objeto mejorar las condiciones de vida de la sociedad y el desarrollo de cada persona en lo individual, la observancia de los tratados internacionales para la protección del medio ambiente y los recursos naturales, adquiere especial relevancia en el contexto jurídico nacional.

El presente Programa de Manejo se basa, desarrolla y complementa con el marco jurídico establecido por diversos tratados internacionales debidamente suscritos, ratificados y publicados por el Estado Mexicano, de conformidad con la Constitución, como son los siguientes instrumentos, aplicables a la protección del Santuario:

Convenio Sobre la Diversidad Biológica.[1]

Sus objetivos incluyen la conservación de la diversidad biológica y la utilización sostenible de sus componentes. (Artículo 1º). El Convenio define las áreas protegidas como aquellas definidas geográficamente que hayan sido designadas o reguladas y administradas a fin de alcanzar objetivos específicos de conservación. También establece diversas medidas para la conservación in situ de la diversidad biológica, entendida como “la conservación de los ecosistemas y los hábitats naturales y el mantenimiento y recuperación de poblaciones viables de especies en sus entornos naturales y, en el caso de las especies domesticadas y cultivadas, en los entornos en que hayan desarrollado sus propiedades específicas” (Artículo 2º).

En relación con la vinculación del presente Programa de Manejo con las medidas generales a los efectos de la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica previstas por el artículo 6º del Convenio, las partes contratantes, con arreglo a sus condiciones y capacidades particulares han asumido el compromiso de elaborar  estrategias, planes o programas nacionales para la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica.

Asimismo, este Programa de Manejo responde a los compromisos asumidos bajo el Artículo 8 del Convenio, referido a las medidas de conservación in situ, conforme a los cuales, cada Parte, en la medida de lo posible y según proceda:



  • Establecerá un sistema de áreas protegidas o áreas donde haya que tomar medidas especiales para conservar la diversidad biológica;
  • Cuando sea necesario, elaborará directrices para la selección, el establecimiento y la ordenación de áreas protegidas o áreas donde haya que tomar medidas especiales para conservar la diversidad biológica;
  • Reglamentará o administrará los recursos biológicos importantes para la conservación de la diversidad biológica, ya sea dentro o fuera de las áreas protegidas, para garantizar su conservación y utilización sostenible;
  • Promoverá la protección de ecosistemas y hábitats naturales y el mantenimiento de poblaciones viables de especies en entornos naturales;
  • Promoverá un desarrollo ambientalmente adecuado y sostenible en zonas adyacentes a áreas protegidas, con miras a aumentar su protección;
  • Rehabilitará y restaurará ecosistemas degradados y promoverá la recuperación de especies amenazadas, entre otras cosas mediante la elaboración y la aplicación de planes u otras estrategias de ordenación, y
  • Establecerá o mantendrá la legislación necesaria y/u otras disposiciones de reglamentación para la protección de especies.

Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.[2]

El objetivo último de la Convención es lograr la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que impida interferencias antropogénicas peligrosas en el sistema climático. Ese nivel debería lograrse en un plazo suficiente para permitir que los ecosistemas se adapten naturalmente al cambio climático, asegurar que la producción de alimentos no se vea amenazada y permitir que el desarrollo económico prosiga de manera sostenible (Artículo 2).

Las áreas naturales protegidas contribuyen a alcanzar el objetivo de la Convención, protegiendo los ecosistemas para permitir su adaptación natural al cambio climático, así como los sumideros nacionales de carbono, entendidos como cualquier proceso, actividad o mecanismo que absorbe un gas de efecto invernadero, un aerosol o un precursor de un gas de efecto invernadero de la atmósfera (Artículo 1.8).

Las Partes de la Convención han asumido compromisos para promover la gestión sostenible y promover y apoyar con su cooperación la conservación y el reforzamiento, según proceda, de los sumideros y depósitos de todos los gases de efecto invernadero no controlados por el Protocolo de Montreal, inclusive la biomasa, los bosques y los océanos, así como otros ecosistemas terrestres, costeros y marinos (Artículo 4.1.d).

Antecedentes


Con la finalidad de contar con ecosistemas que representen la diversidad biológica de México, donde los fondos marinos y abisales tengan superficies protegidas que aseguren que los procesos ecológicos y sus servicios ambientales se lleven a cabo, se elaboraron los estudios justificativos que aportaron elementos para promover acciones orientadas a la conservación de regiones abisales con alta biodiversidad a través del Decreto de Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacifico Oriental.

Dicho Santuario presenta ecosistemas únicos y hábitats vulnerables, un número significativo de especies endémicas, amenazadas y en peligro de extinción, así como otras de valor comercial, cultural y/o recreativo e inclusive no descritas o registradas, lo que convierte a dicha área natural protegida en un sitio con características únicas, de gran interés científico.

La diversidad de los ecosistemas de la zona del Santuario le confiere una gran importancia por la unicidad de ambientes con alta biodiversidad como zonas únicas en el piso oceánico. La región presenta también una gran variedad de procesos ecológicos que se dan en la gama de ecosistemas que ahí existen, por lo que resulta primordial conservarlo.

El descubrimiento de ecosistemas basados en la quimiosíntesis en las ventilas hidrotermales en las profundidades del océano, fue uno de los más importantes descubrimientos en las ciencias biológicas en la segunda parte del Siglo XX (Environmental Management of Deep-Sea Chemosynthetic Ecosystems Technical Study: No. 9). Más de cien campos de ventilas se han documentado a lo largo de 50,000 kilómetros del sistema de las dorsales.
La ciencia asociada a las ventilas hidrotermales se encuentra en su tercer década desde su descubrimiento. El enfoque de la investigación ha cambiado hacia las observaciones de series de tiempo y organizaciones de diferentes países están realizando estudios a largo plazo, por lo que el valor potencial de las series de tiempo coordinadas y multidisciplinarias es muy amplio. Estos últimos desarrollos están resultando en la concentración de muestreos, observación e instrumentación en un pequeño número fijo de lo que se ha dado en llamar “observatorios” (Tunnicliffeet al., 1998).
Los inventarios biológicos del Golfo de California y del Océano Pacífico Norecuatorial, aún no son del todo conocidos debido a sus características de inaccesibilidad y falta de tecnología a nivel nacional para su exploración e investigación. 

Es necesario mantener el equilibrio de los procesos ecológicos y preservar el potencial productivo de los recursos naturales de la región.

En la región se han originado importantes esfuerzos de conservación como el Acuerdo por el que se establece como área de refugio para proteger a las especies de grandes ballenas de los subórdenes Mysticeti y Odontoceti, las zonas marinas que forman parte del territorio nacional y aquellas sobre las que la Nación ejerce su soberanía y jurisdicción (Diario Oficial de la Federación 24 de mayo de 2002).

Por su relevancia ecológica, la Comisión Nacional para el Uso y Conservación de la Biodiversidad (CONABIO) ha clasificado el área de las Ventilas Hidrotermales como Región Marina Prioritaria (RMP) por la CONABIO, Guaymas (RMP24 (ventilas hidrotermales) y Boca del Golfo (RMP23) por Arriaga, et al. (1998) ubicándose los polígonos del Santuario dentro de ellas.

La Región Marina Prioritaria RMP24, se encuentra rodeada por la Región Prioritaria Terrestre RPT18 El Cajón del Diablo (RPT18) (Arriaga, et al., 2000) que se encuentra hacia el Noreste y con la cual la porción norte del área natural protegida colinda con la porción sur de aquella formando un corredor biológico para especies; la Región Marina Prioritaria Cajón del Diablo (RMP16) y la RMP17 Sistema Lagunar del Sur de Sonora, en Sonora (Arriaga, et al., 1998) la RMP11 Bahía Concepción y la RMP12 Costa  Oriental Vizcaíno en Baja California Sur son las zonas siguientes. Además se tiene el antecedente de régimen de protección a las islas e islotes que existen en la Región Marina Prioritaria Cajón del Diablo (RMP16), por el Área de Protección de Flora y Fauna Islas del Golfo de California.

Las Regiones Marinas Prioritarias alrededor de la RMP23 Boca del Golfo son la RMP5 Barra de Malva Cabo Falso y la RMP9 Los Cabos, en Baja California Sur. La RMP 21 Marismas Nacionales en Sinaloa y Nayarit y la RMP8 Reserva de la Biosfera Archipiélago Revillagigedo en Colima.







2

Objetivos del Área Natural Protegida

Objetivo General


Conservar la riqueza de la flora y fauna, la presencia de especies, subespecies o hábitat de distribución restringida, que abarcan unidades topográficas o geográficas que requieren ser preservadas, en virtud de que existen procesos ecológicos en condiciones extremas, como en el caso del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal de la Pacífico Oriental.
                                                                      

Objetivos Específicos


  • Proteger las Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental, localizadas en la columna de agua a partir de los 500 metros bajo la superficie del mar y hasta el lecho marino, en los que existen complejos ecosistemas de fondo oceánico y donde habitan organismos que sobreviven en condiciones de altas temperaturas y presiones así como altas concentraciones de metales pesados y nula iluminación, lo que les confiere un importante valor de uso biotecnológico potencial.

  • Conservar la zona de Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental en virtud de que  representan sitios de transición entre provincias oceanográficas con tipos de asociaciones bióticas poseedoras de una gran riqueza de especies y que por su diversidad de ecosistemas y su unicidad de ambientes presentes, han sido clasificadas por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad como regiones marinas prioritarias Guaymas y Boca del Golfo.

  • Propiciar la investigación en las Ventilas Hidrotermales y sus áreas de influencia por ser lugares importantes para los procesos ecológicos, biogeoquímicos, geofísicos, evolutivos y genéticos con la finalidad de contribuir a la comprensión del cambio medio ambiental.








3

Objetivos del Programa de Manejo

Objetivo General


Constituir el instrumento rector de planeación y regulación que establece las actividades, acciones y lineamientos básicos para el manejo y la administración del área natural protegida con el carácter de Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental.

Objetivos Específicos


Protección.- Favorecer la permanencia y conservación de la diversidad biológica del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental, a través del establecimiento y promoción de un conjunto de políticas y medidas para mejorar el ambiente y controlar el deterioro de los ecosistemas.

Manejo.- Establecer políticas, estrategias y programas, con el fin de determinar actividades y acciones orientadas al cumplimiento de los objetivos de conservación, protección y capacitación concerniente al Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental.

Conocimiento.- Promover, rescatar y recopilar conocimientos, prácticas y tecnologías que permitan la preservación, la toma de decisiones y el uso sustentable de la biodiversidad del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental.

Cultura.- Difundir el conocimiento que se tenga sobre el Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental, propiciando la valoración de los servicios ambientales, mediante la difusión para la conservación de la biodiversidad.

Gestión.- Establecer las formas en que se organizará la administración del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental y los mecanismos de participación de todas aquellas personas, instituciones, grupos y organizaciones sociales interesadas en su conservación y uso sustentable.







4

Descripción del Área Natural Protegida

Localización y límites


El Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental está conformado por dos polígonos que se ubican en las aguas del Golfo de California, en las siguientes en las coordenadas extremas:

Guaymas

Latitud N máxima  27° 08’ 00”
Latitud N mínima  26° 56’ 00”
Longitud W máxima  111° 31’ 00”
Longitud W mínima  111° 18’ 00”

Océano Pacífico

Latitud N máxima  21° 00’ 00”
Latitud N mínima  20° 43’ 00”
Longitud W máxima  109° 12’ 00”
Longitud W mínima  108° 54’ 00”

Ambos a partir de los 500 metros bajo la superficie del mar y hasta el fondo marino.

Los polígonos del área natural protegida están separados en dos grandes sectores de ventilas, (nombradas siguiendo la nomenclatura de (Chevaldone et al., 1997), la más norteña es el Sector de Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas, abarca una superficie 47,607-07-84.99 hectáreas, y la sureña es la conocida como Sector de Ventilas Hidrotermales 21°N, con una superficie 97,957-72-98.89 hectáreas, al Sur de Cabo San Lucas, Baja California Sur. Lo que para el Santuario significa una superficie de 145,564-80-83.88 hectáreas.

Los polígonos distan entre sí del Sector de Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas (del centro del sector) al Sector de Ventilas Hidrotermales 21°N (al centro del sector) 720 km en línea recta en dirección SSW.

Características físico-geográficas


La depresión más grande del Golfo de California es la Cuenca de Guaymas, con una longitud de aproximadamente 220 km y una profundidad en su parte más sureña cercana a los 2,000 m. Está orientada NO-SE, con su porción más amplia a la altura del Sur del Puerto de Guaymas. La depresión se inicia a los 900 m con una pendiente suave (De la Lanza-Espino, 1991). La parte más central de la concavidad se sitúa a los 1,800 m cubriendo un área de aproximadamente 560 km2, con dos pequeñas trincheras al Norte y al Sur de la cuenca a 1,898 m (Rusnak, et al., 1964; Van Andel, 1964), la del Norte es más angosta y posee pendientes más pronunciadas, mientras ambas son perpendiculares al sistema de fallas del eje central del Golfo.

La zona en que se localiza en el Sector de Ventilas Hidrotermales de La Cuenca de Guaymas, es muy activa tectónicamente y está formada por dos valles de fallamiento; la depresión del Norte y la depresión del Sur, separadas por un área de fallas de transformación (Simoneit y Lonsdale, 1982). Su topografía incluye montes, espiras, estructuras “tipo pagoda” y altos pilares, todos ellos que sobresalen del terreno cubierto por sedimentos finos. Tanto los pilares como los montes sirven de sustrato para complejas comunidades de fauna (Soto y Grassle, 1988).

El Sector de Ventilas Hidrotermales 21° N, se encuentra dominado por una zona central de elevaciones volcánicas que van de 2 a 5 Km de ancho flanqueadas a cada lado por una zona de fisuras abiertas (Hekinian, et al., 1980). El bloque se eleva 80 metros aproximadamente y está limitado por cuestas volcánicas escarpadas, discontinuas y alargadas, descendiendo su altura (el bloque) de los 2650 a los 2600 m en 10 m hacia el suroeste. Se pueden distinguir tres zonas paralelas al eje del bloque, estando la más interna (zona a) flanqueada por una zona de extensión con fallas y fisurada (zona b) que, a su vez está limitada por colinas abisales formadas por terrenos inclinados por fallamientos (zona c). La zona central con un ancho de 600 a 1000 m, es la que cuenta con emanaciones de lava más recientes y tiene al menos una ligera capa de sedimentos. Por su parte la zona de extensión (zona b) más angosta en el lado Sureste, que en su contraparte Noroeste, se caracteriza por sus fisuras abiertas y la presencia de rocas largas y gravas, además de la ausencia de sedimentos en el talud, lo que indica desplazamientos recientes (Speissetal., 1980).En la zona c, los fisuramientos activos son menos comunes que en la zona anterior y alzamientos verticales en algunas fallas producen crestas alargadas de varios kilómetros de longitud.

Estudios periféricos a las mismas ventilas proveen nuevos conocimientos geológicos sobre la formación, la deformación estructural y la edad de la costra volcánica oceánica y sus sedimentos asociados. Más aún, la distribución de los organismos de las ventilas hidrotermales refleja los movimientos pasados de las placas tectónicas y ayuda a seguir la historia tectónica de la tierra (Tunnicliffe y Fowler, 1996).

Geología

La Cuenca de Guaymas se caracteriza por diques e intrusiones formadas de basalto proveniente de la cresta oceánica, cubiertas por una gruesa capa de depósitos terrígenos y biogénicos de características muy particulares. El fondo rocoso presenta minerales como la barita, anhidrita, pirrotita, esfalerita y trazas de pirita, formados por una diagénesis incrementada térmicamente (Stout y Campbell, 1983). Por otra parte, los altos gradientes térmicos transforman opalo-A (diatomeas) en cuarzo autigénico (Kastner y Siever, 1983).

El Sector de Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas es un centro activo de creación de corteza terrestre, el cual posee capas de sedimentos de origen biogénico que se han estado acumulando durante los últimos 2.5 millones de años con velocidades elevadas de sedimentación en el centro de la depresión (Rusnak, et al., 1964; Van Andel, 1964; De la Lanza-Espino, 1991) y por lo tanto presenta fondos blandos similares a los fondos blandos del Alto Golfo (Maluf, 1983).

Corliss en 1979 señala que encontraron varias chimeneas muertas a lo largo de una cresta, la cual reconocieron por la abundancia de conchas de almejas muertas. Esporádicos eventos volcánicos y tectónicos destruyen los campos locales de ventilación y crean otros nuevos. Estos ciclos dinámicos afectan la colonización y, los niveles y distribución de la diversidad genética en las metas poblaciones de las ventilas. Estos primeros investigadores de ventilas hidrotermales reconocieron la efímera naturaleza de éstos hábitats y la importancia de la dispersión de los organismos que en ellos habitan (Vri Jenhoek, 2010).

En contraste con la mayoría de los centros de dispersión oceánicos, el sustrato está compuesto por una gruesa capa de sedimentos de más de 300 m que se caracterizan por tener extremos gradientes físico-químicos y que son permeados por fluidos hidrotermales a más de 300 °C (De la Lanza-Espino y Soto, 1999).

Los sedimentos son hemipelágicos, ricos en materia orgánica (principalmente diatomeas), son de baja densidad y de una alta permeabilidad y se acumulan relativamente rápido a un ritmo de 1-1.2 m/1000 años (Curray, et al., 1979; Curray, et al., 1982), debiéndose esta rapidez de sedimentación a las condiciones climatológicas particulares dentro del Golfo de California, que permiten dos “picos” de sedimentación uno que acompaña a la gran productividad de las surgencias de invierno y otro con las surgencias costeras de primavera (Barrón, et al., 2004).

Estos sedimentos son una mezcla inmadura de detritus terrígenos y materia biogénica (Von Damm, et al., 1985) y contienen petróleo formado por una compleja mezcla de hidrocarburos alifáticos y aromáticos producto de la alteración hidrotérmica de la materia orgánica sedimentada, al paso de los fluidos hidrotermales a altas temperaturas (Simoneit y Lonsdale, 1982; Simoneit, et al., 1992). A decir de Peter, et al. (1990, 1991) estos productos de petróleo en la Cuenca de Guaymas se generan casi instantáneamente hablando en tiempo geológico (de decenas a miles de años).

La geología en la zona 21° N, consiste en coladas de lava que comúnmente tienen espesores de 5 m, como flujos en lámina (lava fluida) y campos de lava en almohadilla con solamente una ligera capa del sedimento. Las superficies vidriosas de estos basaltos submarinos y los frágiles brotes también vidriosos, así como las proyecciones frescas en lavas de almohadilla se conservan poco tiempo, por lo que indican una edad relativamente joven así como lo hace la ligera capa de sedimentos mencionada antes.(Spiess, et al., 1980; Berg y Van Dover, 1987).

Esta zona presenta crecimientos masivos de sulfuros que forman elevaciones cilíndricas de 10 m de altura con un promedio de 5 m de diámetro, con un pequeño orificio circular en la cima por donde extruyen los materiales que después se depositan (Hekinian, et al., 1980).

En el Sector de Ventilas Hidrotermales 21°N, existe una pequeña capa de sedimentos y en cambio hay una masiva cantidad de depósitos sulfhídricos en la región limítrofe de la placa de creación de piso oceánico de la Cresta del Pacífico Oriental, la cual tiene una velocidad de creación de 3 centímetros al año, lo que ha permanecido estable durante los últimos 4 millones de años (Larson, et al., 1968). Estos depósitos forman estructuras cónicas y tubulares que reposan en el basamento basáltico. Los análisis minerológicos y geoquímicos muestran dos tipos principales de productos íntimamente asociados: material rico en sulfuros polimetálicos, compuesto de pirita y marcasita en asociación con fases ricas en zinc y compuestos ricos en cobre, y también en óxidos ricos en fierro y material hidróxido (también llamado Gossan) compuestos mayoritariamente por goethita y de limonita. Fases de silicatos tales como silícela opalina, arcilla rica en sílice-ferroso y cantidades traza de mica y zeolita se encuentran en ambos tipos de material (Hekinian, et al., 1980).

Geomorfología

Los conocimientos adquiridos a partir del estudio de estos ecosistemas incluyen una comprensión fundamental de los procesos dela Tierra como la contribución que las ventilas hidrotermales tienen en la composición química del agua de mar, con base en yacimientos de minerales que afloran a la corteza. El reconocimiento de que la vida puede existir en ausencia de luz solar y oxígeno, a veces a temperaturas muy altas de hasta 121°C y presiones de hasta 100 atm. Las columnas o plumas de fluidos que salen de las ventilas llegan hasta los 400°C (Vri Jenhoek, 2010).

Las formaciones de chimeneas de sulfuros polimetálicos tienen lugar al mezclarse con el agua adyacente que se encuentra a los 2°C.

Estos sulfuros polimetálicos contienen bajas concentraciones de minerales de valor comercial como los metales cobre, zinc, plata y oro.

Oceanografía

Las ventilas hidrotermales submarinas son importantes para el balance geoquímico del planeta debido a su aporte de compuestos químicos (Elderfield y Schultz, 1996). Toda el agua marina recircula por las ventilas en un promedio de cada 107 - 108 años y a través de las plumas hidrotérmicas cada 103 - 104 años. Las ventilas contribuyen a la productividad oceánica y el flujo de calor afecta la circulación local del agua marina.

En el Océano Pacífico Mexicano confluyen tres grandes regiones oceanográficas, las cuales tienen procesos superficiales muy diferentes entre sí debido principalmente a sus corrientes dominantes y características masas de agua.

La Corriente de California que proviene del Pacífico Oriental del Norte con aguas subárticas, rica en aguas frías, baja en salinidad y rica en nutrientes por las surgencias costeras en su movimiento hacia el sur, ejerce una gran influencia sobre gran parte de las costas de la Península de Baja California y la Boca del Golfo de California (región donde se localiza el Sector 21° N).

Corrientes marinas dominantes

El Golfo de California, posee condiciones únicas debido a que es un mar semi-cerrado con influencias de la Corriente de California y de la Corriente Norecuatorial que transporta aguas de origen tropical hacia el Oeste empujadas por los vientos alisios del norte (Maluf,1983).

Estas corrientes presentan un frente en la boca del Golfo, con aguas más saladas provenientes del Golfo debidas a la evaporación y que se encuentran con aguas menos saladas de la Corriente de California y de la Corriente Norecuatorial, así como de los procesos de afloración de aguas profundas y por divergencia debido a los vientos dominantes, sus aguas profundas son generadas en la antártica.

Por último las costas del sur de México, de Chiapas a Jalisco se ven influenciadas por la Corriente Norecuatorial Tropical la cual abarca desde Colombia hasta México y que al encuentro con la corriente de California se desvían y forman un amplio frente marino o zona de transición de alta productividad y rico en pesquerías como el atún aleta amarilla, esta corriente se dirige hacia el Archipiélago de las Islas Revillagigedo y posteriormente se adentra en el Océano Pacífico.

Se han localizado otras masas de agua en las zonas profundas del Golfo de California como las aguas de subsuperficie subtropical altas en salinidad y es probablemente el resultado de la mezcla de agua superficial de la Corriente de California y agua superficial subtropical que se ubica entre los 30 y 50 m de profundidad.

El agua intermedia es de origen Antártico muy baja en salinidad, se ubica en las partes profundas y va incrementando su salinidad hasta la Cuenca de Guaymas. Por último, el agua del Fondo del Pacífico que se encuentra por debajo de las aguas intermedias Antárticas y que posee en una alta salinidad (De la Lanza-Espino, 1991).

Es de particular importancia para los procesos biológicos marinos regionales el hecho de que en la porción noroeste del área ocurren los llamados "Procesos de Surgencia", ocasionados por los vientos dominantes del Noroeste que se presentan durante el invierno en la costa Oriental del Golfo de California (Roden y Groves, 1959). Este proceso consiste en el ascenso de aguas subsuperficiales, ricas en nutrientes que al subir a la superficie fertilizan el mar y acrecientan la productividad primaria por el fitoplancton y hacen más dinámica la cadena alimenticia. Esto resalta grandemente por su implícita importancia ecológica.

Fenómeno El Niño- Oscilación del Sur (ENOS)

El Fenómeno El Niño afecta la biota marina y también juega un rol complejo en la variación de las pesquerías y la biomasa de fitoplancton a lo largo de la península de Baja California y el Golfo de California (Gárate-Lizárraga y Siqueiros-Beltrones, 1998). En la boca del Golfo, el aumento en la temperatura del agua atribuido a la presencia de El Niño favorece el remplazo de aguas eutróficas por aguas oligotróficas y causa una disminución de la productividad (González-López y Siqueiros-Beltrones, 1990).

Perturbaciones

Entre los fenómenos hidrometeorológicos más importantes que afectan la zona están los ciclones tropicales. Baja California Sur es el estado más impactado por las perturbaciones tropicales del Pacífico noreste (Subgerencia de Pronóstico Meteorológico, www.smn.cna.gob.mx); en un periodo de 39 años (de 1970 a 2009), las costas sudcalifornianas han sufrido el impacto de 37 ciclones tropicales de diversas categorías (Cuadro I).

Los huracanes Liza (1976) y Kiko (1989) tuvieron mayor impacto en la región de la Bahía de La Paz, y provocaron en la cabecera de la bahía una elevación de nivel del mar de 2 m (Liza) y 1.5 m (Kiko) en su máximo (Romero-Vadillo et al., 2002).

Además, personal del Área de Protección de Flora y Fauna Islas del Golfo de California (APFF-IGC) registró que las perturbaciones Juliette (huracán categoría 4) en 2001, Ignacio (huracán categoría 2) y Marty (huracán categoría 2) en 2003, provocaron un impacto fuerte en el área del Archipiélago de Espíritu Santo. Estos ciclones modificaron los perfiles de playa, derrumbaron algunas casas de pescadores y arrastraron basura de la ciudad de La Paz a las caletas del archipiélago.

No hay investigaciones que relacionen los efectos entre estas perturbaciones y las ventilas hidrotermales.

Cuadro I. Tipos de ciclones tropicales que han impactado entre 1970 y 2009 en Baja California Sur según la escala de intensidad Saffir-Simpson (Fuente: Subgerencia de Pronóstico Meteorológico, SMN; www.smn.cna.gob.mx).

Tipos de ciclón tropical según su intensidad
No.
10
Tormenta Tropical
9
Huracán categoría 1
9
Huracán categoría 2
5
Huracán categoría 3
2
Huracán categoría 4
2
Total
37

Sismos

En 1995 ocurrieron dos sismos de magnitud 6.2 y 5.8 respectivamente en escala de Richter al norte de la ciudad de La Paz (Fletcher y Munguía, 2000). Estos eventos evidenciaron la reactivación de una falla localizada al flanco este de las islas Espíritu Santo y Partida (Munguía et al., 2006).

En un periodo de 7 años de monitoreo de la actividad sísmica (1996-2003), en la región se registraron 1030 sismos. Una gran proporción de los epicentros de estos sismos se localizaron en las islas Espíritu Santo y La Partida, como resultado del movimiento a lo largo de la falla Espíritu Santo (Fletcher y Munguía, 2000). La actividad sísmica intensa en la zona de Espíritu Santo continuó 4 años y medio, y luego cesó a fines de 1999 (Munguía et al., 2006). Otros sismos en la Bahía de La Paz tuvieron su epicentro al norte de la falla de El Carrizal, y fueron más intensos durante 1998-1999 (Munguía et al., 2006).

El Servicio Sísmico Nacional registró 12 sismos en un rango de magnitudes de 4.4 a 6.3 en 2007, y 3 sismos de magnitudes entre 4.4 y 4.6 en 2008 (hasta noviembre). Estos sismos ocurrieron a más de 40 km en dirección norte, noreste y sureste de la Ciudad de La Paz, ninguno de ellos con epicentro en las islas Espíritu Santo, La Partida, o la Bahía de La Paz (www.ssn.unam.mx).

Características biológicas


Cabe destacar que en la zona confluyen varios ecosistemas únicos en buen estado de conservación, por estar insertos en las zonas abisales del Golfo de California, tal es el caso de las ventilas hidrotermales, que son oasis en los que los procesos ecológicos han seguido funcionando a pesar de la gran profundidad, las bajas temperaturas del agua circundante, la falta de oxígeno disuelto y luz solar que caracteriza a las zonas batipelágicas aledañas.




Regionalización biogeográfica

Biogeográficamente a nivel mundial se ha separado a las ventilas en cuatro provincias:1) Pacífico Este, 2) Pacífico Noreste, 3) Atlántico y 4) Pacífico Oeste (Tyler y Young, 2003). Las dos zonas del Santuario pertenecen a la Provincia Pacífico Este, que abarca desde aproximadamente los 27° N dentro de la Cuenca de Guaymas, en el interior del Golfo de California hasta aproximadamente los 27° S, siguiendo la cresta o alzamiento de formación de suelo oceánico del Pacífico Este conocida como EPR (por sus siglas en inglés para East Pacific Rise). De esta Provincia los campos de ventilas (siguiendo la nomenclatura de Chevaldone, 1997) que se encuentran en fondo marino bajo aguas de jurisdicción mexicana son: dentro del Golfo de California la Cuenca de Guaymas y en el Océano Pacífico el campo conocido como 21° N.

Aunque pertenecen a una misma Provincia Biogeográfica, las condiciones del fondo marino en ellas son muy diferentes por lo que si bien ambos campos comparten fauna respecto a los organismos dominantes que incluyen a los vestimentíferos de cresta roja (Rifita pachyptila), grandes bivalvos (del género Calyptogena y Bathymodiolusnthermophilus) y grandes acumulaciones de mejillones (Ocean Studies Board, 2000), aun así existen varias especies que no comparten ambas zonas.

Las dos diferentes áreas se encuentran en dos provincias oceanográficas diferentes  denominadas: El Sector de Ventilas Hidrotermales de La Cuenca de Guaymas, que se encuentra en la región biogeográfica del Golfo de California, ya que está ubicada en el Golfo Medio aún y cuando la cercanía con el límite de la región neotropical evidencia su influencia en una amplia zona de transición y; el Sector de Ventilas Hidrotermales 21°N, se encuentra en el Océano Pacífico Norecuatorial ampliamente influenciado por la región Neotropical. Esto es de gran importancia, ya que los ecotonos, o sitios de transición entre estas provincias oceanográficas y sus tipos de asociación biótica, son per se poseedores de una mayor riqueza de especies.

Fauna

Para las dos zonas se conoce actualmente una gran riqueza de especies de fauna a nivel del piso oceánico de las Ventilas Hidrotermales. Existen varios endemismos, por ejemplo el gusano tubícola llamado Ridgeia piscesae, que es endémico del Sector de Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y que se encuentra en muy buen estado de conservación a lo largo del Santuario, a pesar de ser una subespecie endémica para la región, no se encuentra listada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, Protección ambiental-Especies nativas de México de flora y fauna silvestres - Categorías de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio-Lista de especies en riesgo, se encuentran al menos 41 especies de invertebrados y 2 de vertebrados en total para el área. De éstas, 8 son endémicas y 2 posibles endémicas para las ventilas hidrotermales en territorio nacional. De 29 especies presentes en el Sector de Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas, 11 son compartidas con el Sector de Hidrotermales 21° N, y de 38 especies de este sector, 13 son compartidas con el Sector de Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas.



En cuanto a peces se conoce un total de 32 familias y 75 especies de elasmobranquios (14 especies) y teleósteos (61 especies) de la zona epipelágica del área protegida (J.P. Gallo, modificado de Carrasco 1996). Y en la zona mesopelágica del Santuario un total de 17 familias y 38 especies de peces que se distribuyen entre los 300 y 600 m de profundidad (obtenidos de Robison, 1972).

En las aguas aledañas a la Cuenca de Guaymas se ha registrado la presencia de 16 especies de mamíferos marinos pertenecientes a dos órdenes y a las familias Balaenop teridae, Delphinidae, Eschrichtidae, Kogiidae y Otariidae (Aurioles, et al., 1993; Gallo-Reynoso y Figueroa-Carranza, 1998; Guerrero-Martínez, et al., 2001). Cabe señalar que todas las especies presentes, a excepción del lobo fino de Guadalupe (Arctocephalus townsendi) considerada en peligro de extinción, se encuentran dentro de la categoría de protección especial de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, Protección ambiental-Especies nativas de México de flora y fauna silvestres-Categorías de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio-Lista de especies en riesgo.

Cabe mencionar que existen varios organismos marinos que realizan migraciones verticales que incluyen desde el fitoplancton móvil que se desplaza entre la superficie hasta 50 m, la migración de distintas especies del zooplancton que típicamente se desplazan desde los 400 m a los 5 m de profundidad (Cohen y Forward, 2009), mientras que algunos calamares como el jumbo (Dosidicus gigas) que en la cuenca de Guaymas se desplaza desde 500 m a la superficie en la noche (Gilly et al., 2006), además algunos peces mictófidos que pueden desplazarse desde 700 m de profundidad a la superficie (Watanabe et al., 1999) y algunos cetáceos como el cachalote (Physeter macrocephalus) que ocurre en la cuenca de Guaymas y  puede desplazarse hasta 2000 m de profundidad (Watwood et al., 2006).

Todos estos organismos trasladan materia orgánica a través de distintos niveles de profundidad por medio del consumo de alimento y excreción. Las distintas capas de profundidad están conectadas a través de la migración diaria de muchas especies que desplazan volúmenes de biomasa gigantescos. De ese modo y aunque aún no se tenga información específica, no es descartable que incluso las profundidades del lecho marino donde se encuentran las ventilas hidrotermales en la cuenca de Guaymas y la latitud 21°N, y que tengan una profundidad entre 1800 y 2000 m, tengan conexiones ecológicas a lo largo de toda la columna de agua por encima de ellas hasta los 500 m y de ahí a la superficie. Este es un tema que requiere investigación para entender cómo se conectan las distintas migraciones verticales de estos organismos entre sí y qué tipo de interacciones tróficas existen entre sus distintos componentes, como es el caso de los cachalotes y el calamar jumbo (Ruiz-Cooley, et al., 2004) y entre el calamar jumbo y los mictófidos (Markaida y Sosa-Nishisaki, 2003).

En las Ventilas Hidrotermales de La Cuenca de Guaymas a decir de Ruelas-Inzunzaet al. (2003) el ambiente sedimentario único da lugar a complejos ecosistemas de fondo oceánico soportados por la quimiosíntesis basada en el azufre. Estas comunidades están dominadas por el gusano gigante vestimentífero (Rifitapachyptila), almejas vesicómidas y grandes masas de bacterias del género Beggiatoa (Soto y Grassle, 1988). Se extienden grandes campos de almejas, en donde Calyptogena pacifica es muy abundante con cerca de 60 individuos por cada 225 cm2 en los sedimentos (Grassle, et al., 1985), mismos que están cubiertos con crecimientos bacterianos blancos y amarillos (Berg, 1987).



Edgcombet al. (2002) señalan que en la caracterización molecular que realizaron de la diversidad eucariótica presente en los sedimentos y las aguas adyacentes a las ventilas hidrotermales de la Cuenca de Guaymas, encontraron que muchas secuencias genéticas representan a protozoarios nunca antes caracterizados. Götzet al., (2002) describe una nueva especie de bacteria termófila endémica para esta cuenca.

Hoy en día más de 500 nuevas especies de animales, de las cuales arriba del 80% son endémicas a las ventilas, han sido descritas en este medio ambiente (Tunnicliffe, et al., 1998). Simbiosis muy evolucionadas y poco usuales entre invertebrados y bacterias quimiolítico-autótrofas son comunes en las ventilas, produciendo concentraciones de biomasa que rivalizan con los ecosistemas más productivos de la tierra. La predominancia de microbios quimio autotróficos e hipertermofílicos en las aguas de las ventilas hidrotermales han estimulado nuevas teorías sobre el origen de la vida en la tierra. También ha provocado que los astrobiólogos tomen seriamente en consideración a la energía geotérmica como una fuente viable de energía para la biosíntesis y el mantenimiento de las formas de vida basadas en el carbono en otros mundos.

La investigación en las ventilas hidrotermales del Santuario continúa siendo muy costosa, por lo que el estudiar las ventilas someras nos ayuda a conocer el comportamiento de la biota en esos ambientes. En la actualidad, no está claro por qué razón hay una gran biodiversidad de especies en las ventilas someras, pero podría ser probable que a consecuencia de la diversidad de nichos ecológicos disponibles gracias al amplio rango de las condiciones físicas y químicas presentes. Los sitios con un mayor número de especies presentan fondos marinos suaves y duros, así como una variedad de fluidos de las ventilas, incluyendo las variaciones de las salinidades del agua. Por ejemplo, la abundancia y diversidad de la macro fauna en Bahía Concepción ha sido relacionada con los parámetros geoquímicos y son similares a los de otros sistemas de ventilas hidrotermales someras (Melwani y Forrest, 2003). Los estudios de adaptación a las temperaturas por los ecosistemas de los sitios de ventilas costeros pueden indicar cómo la biota en las aguas costeras responderían al calentamiento global. Tales sitios accesibles son obvios candidatos para la instalación de estaciones de monitoreo a largo plazo.

Las ventilas hidrotermales han atraído la atención de diversas instituciones de investigación, tanto nacionales como extranjeras debido a la complejidad del medio ambiente y al hecho de que haya vida con fuentes de energía alternas, diferentes a la luz solar, además de la diversidad de ambientes que presenta en un área pequeña. Por lo mismo son muchos los proyectos que se han realizado en estas zonas, ya sea a través de arrastres de profundidad, de la utilización de sensores remotos de anomalías en la temperatura de la profundidad, del muestreo con nucleadores y finalmente del descenso en batiscafos para la colecta, observación y experimentación in situ en las zonas de ventilas. El área marina en lo alto de las zonas de ventilas hidrotermales ha sido estudiada para la presencia y distribución de las especies de mamíferos marinos, aves marinas, tortugas marinas, peces comerciales y no comerciales e invertebrados.

Bioprospección

El estudio de los organismos de las ventilas también nos demuestra que algunos fenómenos biológicos han sido poco atendidos en algunas áreas del planeta. Por ejemplo, la realidad de que muchos animales de las ventilas viven dela quimiosíntesis vía asociaciones simbióticas con bacterias, llevó directamente a descubrir ecosistemas similares en sedimentos reductores a lo largo del mundo.

Se tiene únicamente un conocimiento básico de los sistemas biológicos fundamentales y sus procesos fisiológicos, incluyendo la evolución temprana de las células eucarióticas. Un rango muy amplio de formas de vida puede ser estudiado en las ventilas hidrotermales, contribuyendo a un mejor entendimiento de los procesos básicos de la vida.

Las especies de las ventilas han evolucionado para sobrevivir extinciones frecuentes del hábitat y una extrema inestabilidad del mismo. El estudio de su ecología y de sus estrategias de historia de vida deberá llevarnos a un mejor entendimiento de las características que les permiten vivir en hábitats tan efímeros.

Las ventilas hidrotermales submarinas contienen un gran número de especies endémicas y poco usuales y sirven como refugio para especies emparentadas de antiguas formas de vida. Muestran un rango de diversidad de los hábitat que es único, tal que las adaptaciones de los organismos a algunos nichos delas ventilas no son hoy en día paralelas a otros sitios del planeta.

Los organismos delas ventilas tienen potenciales genéticos para crecer y sobrevivir en condiciones medioambientales que han estado presentes en varias ocasiones desde el principio dela vida en la tierra.

Las investigaciones en las ventilas hidrotermales submarinas están ayudando a definir los límites de la vida en condiciones extremas. La síntesis abiótica de compuestos orgánicos bajo las condiciones en las que se encuentran en estos sitos, podría dar indicadores del comportamiento prebiótico de las moléculas, así como sobre el origen de la vida y ayudar en las predicciones astrobiológicas sobre cuales planetas han sido capaces de desarrollar formas de vida.

Las ventilas hidrotermales están colonizadas por bacterias hipertermofílicas y por Archaea. Las enzimas de estos organismos pueden tener un rango de aplicaciones en la biología molecular y el procesamiento de alimentos, en los textiles y en la industria química. La enzima polimerasa del ADN "Taq", que se usa a nivel mundial en la biología molecular es producida por una bacteria termófila de la especie Thermus aquaticus, la cual fue aislada por primera vez de manantiales de aguas termales en tierra.

Actualmente se conoce muy poco sobre la biodiversidad de los micro organismos en las ventilas. Como resultado de ello, su gran potencial biotecnológico permanece sin cuantificar. Existen fuertes argumentos tanto ecológicos como económicos para preservar estos sitios de ventilas para garantizar su biodiversidad y su potencial genético tanto de los procariontes como de los organismos multicelulares.

Normas Oficiales Mexicanas


A continuación se enlistan las normas oficiales mexicanas aplicables a cada una de las actividades que se realizan dentro del área protegida (actualización, Noviembre de 2010).





Normas Oficiales Mexicanas
Objeto
Protección ambiental
NOM-059-SEMARNAT-2010
(DOF, 30 de diciembre de 2010)
Protección ambiental-Especies nativas de México de flora y fauna silvestres-Categorías de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio-Lista de especies en riesgo
NOM-126-SEMARNAT-2000
(DOF, 20 de marzo de 2001)
Establece las especificaciones para la realización de actividades de colecta científica de material biológico de especies de flora y fauna silvestres y otros recursos biológicos en el territorio nacional.






5

Diagnóstico y Problemática
de la Situación Ambiental


Ecosistémico


Los impactos de los estudios científicos en las ventilas hidrotermales incluyendo impactos directos que conllevan pérdida del hábitat y mortalidad de organismos como resultado de:

1.    Remoción de las chimeneas y rocas para investigación de la geología o muestreos químicos.

2.    Manipulación del medio ambiente, tal como la perforación que puede cambiar el flujo y los patrones de los fluidos y cerrar el suplemento para las colonias de los organismos de las ventilas.

3.    Remoción de fauna, por ejemplo, estudios experimentales sobre la recolonización ola colecta de fauna para estudios de la biodiversidad y, o de poblaciones.

4.    Trasplante de fauna entre sitios de ventilas.

5.    Posicionamiento de equipo que pudieran perturbar a la fauna y modificar los flujos de agua.

6.    Observación, por ejemplo, efectos nocivos de la luz en organismos foto sensitivos.

7.    El uso de sumergibles tripulados y vehículos operados remotamente pueden dañar a la fauna al posarse sobre ellos o causando daños con el uso de las propelas impulsoras.

Actividades científicas tales como las arriba listadas, también pueden causar efectos biológicos de segundo orden entre los que se encuentran:

1.    Un decremento en el número poblacional.
2.    Extinción local de especies.
3.    Extinción de especies de manera regional y global.
4.    Cambios en la estructura de la comunidad.
5.    La introducción de especies exóticas, traídas por vehículos submarinos que provienen de otros sitios.

La mayoría de las actividades científicas están concentradas en un número relativamente pequeño de sitios de ventilas que son visitadas repetidamente. Existe una necesidad real de minimizar los efectos adversos de los estudios de observación.

El conocimiento del tamaño de la población, la dinámica poblacional y la estructura genética de las poblaciones son necesarios para poder definir una tasa de colecta aceptable de organismos para su estudio en los laboratorios. Manejar el impacto de la actividad científica también requiere el entendimiento de cómo las especies interactúan entre sí y con el medio ambiente, y cómo responden a las perturbaciones naturales (por ejemplo, cambios en el flujo de las emanaciones, flujos de lavas y eventos sísmicos).

A pesar de que el muestreo microbiológico en las bio-prospecciones o la investigación  microbiológica básica usualmente causa menos destrucción del hábitat que otros tipos de investigación y colecta, el impacto ecológico en la probable redistribución de estos micro organismos entre los diferentes sitios debe ser evaluado y prevenido.

Los organismos de las ventilas han demostrado tener un potencial biotecnológico, en términos de enzimas y compuestos especiales. Las adaptaciones a las altas temperaturas son un enfoque continuo en la investigación, así como lo son las adaptaciones a otras condiciones extremas. Un ejemplo de lo anterior es que se sabe que algunos organismos de las ventilas sobreviven en condiciones de alta radioactividad, resultado de la presencia de radio nucléidos en los depósitos polimetálicos sulfurosos. El estudio de dichos organismos podría llevar al descubrimiento de nuevos mecanismos de reparación del ADN que podrían ser usados en medicina. De manera similar la tolerancia de los organismos de las ventilas a las altas concentraciones de metales pesados podría encontrar aplicaciones benéficas de biorremediación, permitiendo la recuperación de lugares altamente contaminados.

Usos y aprovechamientos actuales y potenciales

Algunos usos exclusivos, por ejemplo para observación y para áreas marinas protegidas, podrían no afectar de una manera medible a la biodiversidad y la integridad del hábitat.

Usos inclusivos

Permiten que ocurran otros usos en el sitio de ventilas. Usos que en ciertas circunstancias pueden comprometer el uso sustentable, e incluyen:

1.    Muestreos biológicos o del sustrato, que cuantitativamente disminuyan la biodiversidad
2.    Usos que liberen toxinas, generen ruidos o luz, o que depositen desechos
3.    La introducción de especies exóticas
4.    Actividades que afecten el hábitat, por ejemplo, perforaciones que afecten el subsuelo marino y su hidrología y que pudiera desviar el flujo de las ventilas lejos delas comunidades que dependen de ellas.

Hoy en día el mercado anual de la enzima polimerasa Taq se estima en aproximadamente $500 millones de dólares anuales. Varias enzimas polimerasas del ADN que provienen de organismos de las hidrotermales están siendo cotizadas en los mercados en el presente, incluyendo una “polimerasa Vent o de ventila” extraída de un organismo colectado por primera vez en ventilas hidrotermales someras en aguas marinas de Vulcano en Italia. Tales aprovechamientos conocidos en Europa suponen un riesgo potencial de deterioro de las condiciones actuales del ecosistema en estas zonas.


Presencia y Coordinación institucional

La ubicación del Santuario en la zona submarina, hace indispensable la coordinación entre las instituciones con competencia en estos sitios. La Secretaría de Marina que de acuerdo al artículo tercero del Decreto es la responsable de la inspección y vigilancia en coordinación con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Con la Secretaría de Comunicaciones y Transporte la coordinación es en relación a las rutas y tránsito marítimo en las zonas circundantes a las decretadas en el Santuario.

La coordinación con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, en su competencia sobre los recursos pesqueros versa en la protección y preservación de la integridad de estos complejos ecosistemas.




6

Subprogramas de Conservación

La operación, manejo y administración del  Santuario, está encaminada a establecer un sistema de administración que permita alcanzar los objetivos de  preservación de los ecosistemas y los elementos que alberga, manteniendo una presencia institucional y contribuyendo a conservación con base en labores de protección, manejo, gestión, investigación y difusión.

Con base en la problemática existente y necesidades del Santuario, los subprogramas están enfocados a estructurar y planificar en forma ordenada y priorizada las acciones hacia donde se dirigirán los recursos, esfuerzos y potencialidades con los que cuenta la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, para el logro de los objetivos de conservación del Santuario. Dichos subprogramas están integrados en diferentes componentes,  mismos que prevén objetivos específicos, metas y resultados esperados, así como las actividades y acciones que se deberán realizar. De lo que se advierte que todos y cada uno de los componentes tiene una estrecha interacción operativa y técnica, con lo que cada acción se complementa, suple o incorpora la protección, el manejo, la gestión, el conocimiento y la cultura como ejes rectores de política ambiental en el Santuario

Por tratarse de una región oceánica sub-superficial poco conocida, donde se realizan procesos geológicos, biológicos y ecológicos de gran importancia para la investigación científica y la productividad energética en las cadenas tróficas, no se han dedicado esfuerzos públicos para su conservación, llegándose a considerar como “basurero de materiales radiactivos o depósito de residuos peligrosos”, motivo que puede agravarse sin la adecuada difusión del valor de esta invaluable región.

Por lo anterior, la instrumentación se realiza a partir de la siguiente estructura:

Los subprogramas de conservación son:

            1.- Protección
            2.- Manejo
            3.- Conocimiento
            4.- Cultura
            5.- Gestión

Los plazos para el cumplimiento de las acciones son:

C         Corto plazo: 1 a 2 años
M         Mediano plazo: 3 a 4 años
L          Largo plazo: 5 o más años
P         Permanente


6.1 Subprograma de Protección

La protección es, sin duda, la principal línea operativa, que a través de la planeación y ejecución de acciones directas de preservación, inspección y vigilancia, contribuye a la conservación de la biodiversidad del área.

Objetivo general

Favorecer la permanencia y conservación de la diversidad biológica del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental, a través del establecimiento y promoción de un conjunto de políticas y medidas para mejorar el ambiente y controlar el deterioro de los ecosistemas

Estrategias

·         Difundir entre los usuarios, autoridades, organizaciones civiles, sociedades y público en general, el objeto de conservación, disposiciones legales contenidas en este programa, así como las leyes, normas y reglamentos aplicables en el área protegida.
·         Coordinar las actividades de inspección y vigilancia en el área marina con SEMAR, PROFEPA y SAGARPA-CONAPESCA.

6.1.1 Componente de preservación e integridad de zonas núcleo y áreas frágiles y sensibles

Dentro de los procesos ecológicos que ocurren en el área destaca la presencia de sitios de crianza, reproducción y alimentación de diversas especies marinas, incluyendo a varias de interés comercial. Estos sitios, aunque no han sido documentados exhaustivamente por la comunidad científica, son conocidos por el sector pesquero y turístico dentro del Santuario.

Los procesos geológicos que en estas ventilas se desarrollan producen filtraciones de materiales (petróleo, gas, hidratos de gas) de depósitos acumulados a lo largo de milenios, aunado a la dinámica de las chimeneas convierte a estos sitios en sistemas frágiles en su conservación y requiere de una protección dinámica y de manejo adaptativo.

Objetivo particular

Proteger la biodiversidad, procesos físicos, químicos, biológicos y ecológicos así como los servicios ambientales que ocurren en las áreas núcleos del santuario.

Metas y resultados esperados

·        Para el año 2016 el área reducirá las incidencias dentro de las áreas núcleo de actividades no permitidas en el programa de manejo y demás leyes vigentes.

Actividades /acciones
Plazo
Identificación de las especies de flora y fauna susceptibles de ser amenazadas y los agentes de origen natural y antropogénico que presionan a las especies

Promover reuniones con el sector académico para identificar las amenazas potenciales y actuales a los procesos biológicos
C
Promover reuniones y estudios con el sector académico para identificar las amenazas potenciales y actuales a los procesos físicos, químicos y geológicos en general
M
Las actividades se presentan en letra cursiva.

6.1.2 Componente de inspección y vigilancia


La inspección y la vigilancia directa son los mecanismos necesarios para la conservación de los recursos naturales y para asegurar la continuidad de las actividades de forma sostenible en el Santuario. Las actividades contempladas en este componente, además de las consideradas como responsabilidad de las autoridades y dependencias con atribuciones en la materia, incorporan la participación de los investigadores, los visitantes y el sector de la sociedad civil organizada en las acciones de vigilancia.

Objetivos particulares

·         Detectar y dar seguimiento a los ilícitos ambientales, mediante la coordinación con las autoridades competentes.

Promover la participación social en acciones de detección y denuncia de ilícitos dentro  del área protegida.

Metas y resultados esperados

·        Tener por lo menos una reunión al año con las autoridades competentes en la materia.

Actividades /acciones
Plazo
Coordinarse con las autoridades competentes en acciones de inspección, vigilancia y prevención de ilícitos ambientales

Promover reuniones con la Secretaría de Marina y con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente para inspeccionar y llevar a cabo labores de reconocimiento y vigilancia para preservar el Santuario
P
Las actividades se presentan en letra cursiva.

6.2 Subprograma de Manejo

Este subprograma plantea esquemas que permitan lograr el manejo y uso del área para la investigación científica, promoviendo que estas prácticas sean congruentes con los objetivos de conservación de la misma y que se traduzcan en la preservación de los recursos que alberga el área natural protegida.

Los impactos directos e indirectos de la investigación científica en las ventilas hidrotermales conllevan pérdida del hábitat y mortalidad de organismos, cambios en la estructura de la comunidad, entre otros, como resultado de remoción de rocas, chimeneas, muestreos biológicos, químicos, físicos, manipulación del hábitat, etc.

En años anteriores, una considerable cantidad de estudios científicos se han llevado a cabo en estas zonas marinas profundas, sin conocimiento de autoridades y sin contar con las autorizaciones correspondientes, llevándose muestras de organismos de características adaptativas únicas, provocando severos destrozos de los cuerpos biogeológicos formados, a lo largo de miles de años. El desconocimiento de estas formaciones conlleva a la generación de vacíos públicos en materia de ordenamientos, políticas públicas obsoletas e inmovilidad de acciones de planeación, regulación y ordenamiento por desconocimiento.

 

Objetivo General

 

Establecer políticas, estrategias y programas, con el fin de determinar actividades y acciones orientadas al cumplimiento de los objetivos de conservación, protección y capacitación concerniente al Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental.


Estrategias

·        Elaborar una base de datos de las instituciones de investigación y sus líneas de investigación sobre el tema objeto del decreto.
·        Mantener una constante retroalimentación con instituciones de investigación nacionales e internacionales en cuanto a la investigación realizada en los polígonos del área protegida.

6.2.1 Componente de mantenimiento de servicios ambientales


En coordinación con las instituciones competentes, se deberán establecer  las formas para realizar las actividades con el fin de lograr el mayor impacto sobre la conservación de los ecosistemas y su biodiversidad.

Objetivos

·         Establecer esquemas que permitan lograr el manejo del área, promoviendo prácticas que sean congruentes con los objetivos de conservación de la misma y que se traduzcan en la preservación de los recursos.

·         Promover políticas públicas para el manejo de los recursos, de su biodiversidad natural, de los procesos y servicios que en ella se encuentran.

Metas y Resultados esperados

·         Contar con una base de datos de los investigadores que realizan investigación en el área.

Actividades /acciones
Plazo
Identificación de las instituciones con usuarios potenciales locales y nacionales del área

Promover reuniones periódicas con investigadores con líneas de investigación afines al área protegida
M
Elaborar una base de datos de los investigadores que realizan investigación en el área con base en los avisos y solicitudes
P
Las actividades se presentan en letra cursiva.
6.3 Subprograma de Conocimiento
El conocimiento de los procesos ecológicos, los ecosistemas, la biodiversidad que los compone, los factores abióticos que interactúan permanentemente, el dinamismo de éstas zonas en general, es la base para la toma de decisiones que conduzca a la formulación de estrategias de manejo adecuadas para el logro del objeto de conservación que nos ocupa en este Programa de Manejo. Este subprograma permitirá establecer vínculos con las instituciones de educación e investigación quienes son los generadores de la información que sustenta el presente Programa de Manejo y permitirá el manejo adaptativo de las estrategias y acciones conforme se avance en la comprensión de los procesos ecológicos que desarrollan en los polígonos del Santuario.

La generación de conocimiento genérico y específico sobre las ventilas hidrotermales, producido en las instituciones de investigación y centros de estudios superiores, los cuales se tratan de documentos técnicos biológicos, geológicos, mineros,  dispersos, que deben revisarse y ordenarse, a efecto de difundirlos.

Objetivo General

 

Promover, rescatar y recopilar conocimientos, prácticas y tecnologías que permitan la preservación, la toma de decisiones y el uso sustentable de la biodiversidad del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental.

Estrategias

·         Promover el conocimiento e información suficiente y completa de los procesos naturales y antrópicos que se llevan a cabo dentro del área o influyen en la misma.
·         Fomentar a través de instituciones de educación e investigación locales y nacionales la generación de investigación básica y aplicada que contribuya al conocimiento y ayude en la toma de decisiones en el manejo del Santuario.

Componente de fomento a la investigación


La preocupación sobre el impacto de la investigación científica en las ventilas va más allá de la resolución de conflictos entre los diferentes estilos de investigación. Al expandirse el tipo de observaciones, también lo hará el potencial de conflicto entre las necesidades de las investigaciones puramente observacionales y aquellas que requieren experimentación in situ e instrumentación y remoción de especímenes para colecciones y estudios de laboratorio. La conservación de las especies y la administración del medio ambiente son materia de consideraciones particulares para los investigadores de las ventilas.

Objetivo particular

·         Promover ante las instituciones de investigación la generación de conocimiento acerca de los dos polígonos que conforman este complejo y dinámico sistema de ventilas hidrotermales que integran el Santuario.




Metas y Resultados esperados

·         Lograr que una institución académica o de investigación  científica realizase actividades de investigación y conocimiento del Santuario.

Actividades /acciones
Plazo
Establecer una vinculación permanente con Instituciones de investigación  que tengan líneas de investigación relacionadas con el objeto de conservación del Santuario.

Promover el desarrollo de investigación científica entre las instituciones de investigación que ya cuentan con líneas de investigación sobre los sistemas de ventilas hidrotermales
P
Promover con las instituciones de educación e investigación el desarrollo de líneas de investigación afines a la protección, conservación y conocimiento del Santuario
P
Las actividades se presentan en letra cursiva.

6.3.1 Componente de inventarios.


Un elemento importante de esta coordinación de la investigación involucrará la resolución de conflictos entre los diferentes tipos de áreas de investigación. Hoy en día, los efectos de las operaciones de muestreo sobre las comunidades de fauna de las ventilas ha sido documentado (Tunnicliffe, 1990; Sarrazin, et al., 1997).

Las comunidades faunísticas de las ventilas hidrotermales ocupan áreas muy pequeñas del fondo marino y muchos lugares poseen especies que no se encuentran en ninguna otra parte. Al convertirse las ventilas hidrotermales en el punto focal de la investigación intensiva y a largo plazo, se deberán introducir medidas para mitigar y para evitar una pérdida significativa del hábitat por el muestreo intensivo de las poblaciones.

Objetivo particular

·         Promover con las instituciones de investigación la recopilación de la información científica obtenida en las investigaciones, reportes y publicaciones que acerca de los polígonos tengan conocimiento, para contar con suficiente sustento para la toma de decisiones.

Metas y Resultados esperados

·         Contar con una línea de investigación científica, que fomente el conocimiento de las ventilas.

Actividades /acciones
Plazo
Colaboración entre instituciones de investigación y la dirección del área para el acopio de información científica de las zonas.
P
Promover reuniones periódicas con investigadores con líneas de investigación afines al área protegida para hacer acopio de la información que sobre el área se genere
P
Las actividades se presentan en letra cursiva.

6.3.2 Componente de Sistemas de información


La recopilación de la información científica realizada por las diversas instituciones de manera sistematizada, proporcionará el sustento para las acciones de conservación que en el Santuario se promuevan y establezcan.

Objetivo particular

·         Sistematizar la información científica recopilada a través de investigadores, referente a los polígonos del Santuario.

Metas y Resultados esperados

·         Contar con una base de datos que contenga información científica sobre el Santuario.

Actividades /acciones
Plazo
Elaboración de una base de datos sobre información científica generada en el área protegida por las instituciones de investigación
P
Integrar una base de datos sobre la información científica recopilada que se haya realizado en alguno o los dos polígonos del Santuario.
P
Las actividades se presentan en letra cursiva.

6.4 Subprograma de Cultura

Las condiciones extremas de los procesos físicos, químicos, biológicos y ecológicos que se presentan en éstas dos zonas son poco conocidos por la sociedad en general, la difusión de los atractivos del área protegida, en su estado natural permitirá la valoración de los ecosistemas que en el Santuario se conservan.

Las condiciones de vida terrestre o marina superficial son medianamente conocidas por grupos de especialistas, pero la gran mayoría de la población desconoce la existencia de formas biológicas, procesos geológicos y oceanográficos que se llevan a cabo en esas profundidades del Golfo de California y Pacífico Mexicano. Se consideraba que en esas profundidades, donde se ubican las ventilas hidrotermales, existían seres mitológicos, pero con el avance de la tecnología, con el desarrollo de submarinos, vehículos sumergibles tripulados y no tripulados, sensores remotos se han ido descubriendo formaciones geológicas, y formas vivientes adaptadas a vivir en presiones batimétricas elevadas, en condiciones de temperaturas extremas muy elevadas o demasiado bajas. Ese conocimiento no ha sido difundido de manera general, a todos los públicos, para que se puedan apreciar y valorar la importancia de su protección.

Objetivo General

Difundir el conocimiento que sobre el Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental, se tenga, propiciando la valoración de los servicios ambientales, mediante la difusión para la conservación de la biodiversidad.





Estrategias

·         Promover la realización de materiales y documentales educativos realizados por instituciones de investigación, para ser difundidos entre la población, para contribuir a su conocimiento y por lo tanto a su protección y conservación.

6.4.1 Componente de comunicación y difusión

Los sistemas de ventilas hidrotermales son poco conocidos entre la población en general, al ser este santuario una zona marina protegida volumétrica y además submarina, le da a este subcomponente un mayor peso en la necesidad de difundir el conocimiento de estos sitios.

Objetivo particular

·         Difundir entre la población el conocimiento del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental.

Metas y Resultados esperados

·         Contar con material de difusión del Santuario.

Actividades /acciones
Plazo
Elaborar material de difusión para difundir la existencia del Santuario
P
Elaborar un tríptico sobre el Santuario para su difusión.
C
Las actividades se presentan en letra cursiva.
























6.5 Subprograma de Gestión


Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental se decretó como un sitio con características muy especiales entre ellas en ser un sitio volumétrico protegido a partir de los 500 metros de profundidad y hasta el lecho marino, lo cual hace diferente tanto la administración como la operación, en este sentido es de gran importancia la coordinación y colaboración que se logre entre dependencias, instituciones y organizaciones para el logro de los fines de su establecimiento como área natural protegida.

 

El asegurar que algunas regiones abisales se integren al mosaico del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas, debe realizarse para salvaguardar este capital natural no representado, tanto en su diversidad genética, biológica así como de hábitat y ecosistemas únicos, para procurar su prevalencia a largo plazo. Ante el inminente potencial de aprovechamiento de los lechos marinos en las costas de México, sobre todo en regiones con acumulaciones de nódulos polimetálicos y aplicaciones de uso biotecnológico de los organismos adaptados a estos drásticos ambientes, debe promoverse su integración a las regiones prioritarias para la conservación.


Objetivo General


Establecer las formas en que se organizará la administración del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental y los mecanismos de participación de todas aquellas personas, instituciones, grupos y organizaciones sociales interesadas en su conservación y preservación.


Estrategias

·         Establecer convenios de colaboración entre dependencias e instituciones para el logro del objetivo de conservación del Santuario.
·         Buscar la convergencia de recursos entre instituciones y organizaciones para avanzar en el objeto del decreto.
·         Promover la capacitación de personal especializado con el perfil adecuado para la atención del Santuario.

6.5.1 Componente de administración y operación


La estructura administrativa del Santuario y su operación cotidiana se establecerán conforme lo indica la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y el Reglamento Interior de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El área quedará a cargo del Gobierno Federal a través de la SEMARNAT por conducto de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas. De acuerdo con el Artículo 8del Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Área Naturales Protegidas, se nombrará un Director quien estará apoyado por una plantilla técnica; así mismo, deberá constituirse el Consejo Asesor de acuerdo con los artículos 17 y 18 del Reglamento antes citado. En un principio se establecerá el sistema administrativo y la infraestructura necesaria que garantice la operación eficiente y el uso transparente de recursos. Dentro del marco jurídico propio de las áreas naturales protegidas, se considera valiosa la participación de organizaciones civiles, de la comunidad científica y la coordinación activa con dependencias gubernamentales.

Objetivo particular

·         Promover la asignación de personal adecuado y suficiente para la atención y operación del santuario.

Metas y Resultados esperados

·         Contar con personal adecuado para la administración del Santuario.

Actividades /acciones
Plazo
Promover la adscripción de personal para la operación del Santuario

Proponer la asignación de personal para la atención y operación del Santuario
C
Promover la capacitación del personal adscrito al Santuario para su operación.
M
Promover la integración del Consejo Asesor
C
Las actividades se presentan en letra cursiva.

6.5.2 Componente de coordinación y concertación


La colaboración y concertación entre instituciones y las organizaciones de la sociedad civil, constituye una parte medular para lograr los objetivos de preservación de este Santuario,

Objetivo particular

·         Diseñar mecanismos para contar con fuentes de financiamiento,  identificación y gestión de fuentes alternativas de recursos económicos.

Metas y Resultados esperados

·         Contar con un mecanismo que permita financiar las acciones de protección del Santuario

Actividades /acciones
Plazo
Diseñar estrategias para la búsqueda de fuentes de financiamiento

Promover reuniones con los miembros del Consejo Asesor para establecer estrategias de búsqueda de financiamiento, a fin der atender las acciones de conservación y preservación que se requieran realizan en beneficio de los objetivos de conservación del Santuario
M
Las actividades se presentan en letra cursiva.

6.5.3 Componente de recursos humanos y profesionalización


Debido a características especiales del Santuario, el personal designado para la atención y operación del Santuario requerirá de la capacitación permanente. El conocimiento de los procesos físicos, químicos, biológicos y ecológicos de las zonas proporcionará a los recursos humanos elementos para la toma de decisiones efectivas.


Objetivo particular

Promover la capacitación del personal adscrito al Santuario.

Metas y Resultados esperados

Actividades /acciones
Plazo
Gestionar ante las instancias correspondientes la capacitación adecuada para el personal del Santuario

Promover la capacitación del personal de acuerdo a los requerimientos específicos del Santuario
M
Las actividades se presentan en letra cursiva.









7

Zonificación

7.1 Zonificación

 

De conformidad con lo establecido en la fracción XXXIX del Artículo 3 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, la zonificación es el instrumento técnico de planeación que puede ser utilizado en el establecimiento de las áreas naturales protegidas, que permite ordenar su territorio en función del grado de conservación y representatividad de sus ecosistemas, la vocación natural del terreno, de su uso actual y potencial, de conformidad con los objetivos dispuestos en la misma declaratoria.


7.2 Criterios de zonificación y metodología
Criterios:
De conformidad con lo establecido en el Artículo Segundo del “Decreto por el que se declara área natural protegida, con el carácter de santuario, la porción marina conocida como Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental, localizadas en el Golfo de California y en el Pacífico Norte respectivamente”, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 5 de junio de 2009, la superficie de los polígonos que integran el Santuario, se zonifica exclusivamente como zona núcleo.

El área natural protegida Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y Dorsal Pacífico Oriental es volumétrica, ya que está conformada por el volumen comprendido entre los 500 metros bajo la superficie media del mar y el lecho submarino, a diferencia de las áreas terrestres (en dos dimensiones) lo cual la distingue en cuanto a los criterios aplicables en este apartado de las demás áreas naturales protegidas.

Tomando en consideración esta característica, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, determinó que para cumplir con los objetivos de protección establecidos en el Decreto de creación del Santuario, no resulta técnicamente adecuado establecer en sus zonas núcleo subzonificación alguna de las previstas en el artículo 47 BIS de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

Por ello la definición de las actividades permitidas y no permitidas en cada una de las zonas núcleo del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y Dorsal Pacífico Oriental, se realizó a partir de lo previsto en el artículo 47 BIS, fracción I, de la Ley General en cita que textualmente dispone:




 “Artículo 47 BIS…

I.              Las zonas núcleo, tendrán como principal objetivo la preservación de los ecosistemas y su funcionalidad a mediano y largo plazo, en donde se podrán autorizar las actividades de preservación de los ecosistemas y sus elementos, de investigación y de colecta científica, educación ambiental, y limitarse o prohibirse aprovechamientos que alteren los ecosistemas…”

Metodología:

La descripción de la delimitación de las zonas núcleo se realizó en apego a las coordenadas geográficas incluidas en el Artículo Primero del “Decreto por el que se declara área natural protegida, con el carácter de santuario, la porción marina conocida como Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental, localizadas en el Golfo de California y en el Pacífico Norte respectivamente”. (DOF 2009).

Zona Núcleo Cuenca de Guaymas
Polígono 1, con una Superficie de 47,607.078499 Ha.                   


Vértice
Latitud
Longitud
1
27° 08‘ 00”
111° 31' 00"
2
27° 08' 00"
111° 18' 00"
3
26° 56' 00"
111° 18' 00”
4
26° 56' 00"
111° 31' 00"
1
27° 08' 00"
111° 31‘ 00”



Zona Núcleo Dorsal del Pacífico Oriental
Polígono 1 con una Superficie de 97,957.729889 Ha.                    
Vértice
Longitud
Latitud
1
21° 00' 00"
109° 12' 00"
2
21° 00' 00"
108° 54' 00"
3
20° 43' 00"
108° 54' 00"
4
20° 43' 00"
109° 12' 00"
1
21° 00' 00"
109° 12' 00"




Las coordenadas geográficas de los límites del Santuario se determinaron a partir del Dictamen Técnico donde se establece que los polígonos del área protegida sean de formas simples (cuadrados) (CONANP 2009). Dichos límites cubren los sitios marinos prioritarios que se describen detalladamente en el Estudio Previo Justificativo para el establecimiento del área protegida (CONANP 2006).

Para mayor entendimiento se presenta croquis interpretativo.

Así, es importante resaltar que los dos polígonos que conforman el Santuario establecidos para efectos de zonificación como zonas núcleo y con base en la información científica disponible, no se encuentran bajo presiones significativas en este momento, sin embargo existen presiones potenciales como el incremento en el número de investigaciones con inmersiones frecuentes y tomas de muestra de manera continua sobre las mismas poblaciones.

Croquis interpretativo



 

7.3 Zonas y políticas de manejo

Zonas y Políticas de Manejo


Por lo antes expuesto, la zonificación del Santuario, es la siguiente:

      I.        Zona Núcleo Cuenca de Guaymas, abarca una superficie de 47,607-07-84.99 hectáreas, comprende un polígono.

    II.        Zona Núcleo Dorsal del Pacífico Oriental, abarca una superficie de  97,957-72-98.89 hectáreas, comprende un polígono.

Zona Núcleo Cuenca de Guaymas

Esta zona abarca una superficie de 47,607-07-84.99 hectáreas, comprende un polígono, ubicado en la parte central del Golfo de California, frente a las costas de los Estado de Baja California Sur y Sonora, constituye la ventila más norteña del Sector de Ventilas Hidrotermales. Esta zona es muy activa tectónicamente y está formada por dos valles de fallamiento; la depresión del Norte y la depresión del Sur, separadas por un área de fallas de transformación. Su topografía incluye montes, espiras, estructuras “tipo pagoda” y altos pilares, todos ellos que sobresalen del terreno cubierto por sedimentos finos. Tanto los pilares como los montes sirven de sustrato para complejas comunidades de fauna.

En dicha zona existen varios endemismos, como son el gusano tubícola llamado Ridgeia piscesae, endémico del Sector de Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y que se encuentra en muy buen estado de conservación; asimismo, en esta zona se encuentran al menos 41 especies de invertebrados y 2 de vertebrados en total para el área. De éstas, 8 son endémicas y 2 posibles endémicas para las ventilas hidrotermales en territorio nacional.

Zona Núcleo Dorsal del Pacífico Oriental

Esta zona es conocida como Sector de Ventilas Hidrotermales 21°N, abarca una superficie de 97,957-72-98.89 hectáreas, comprende un polígono, ubicado al  Sur de Cabo San Lucas, Baja California Sur. Se encuentra dominada por un sitio central de elevaciones volcánicas que van de 2 a 5 kilómetros de ancho flanqueadas a cada lado por una zona de fisuras abiertas. El bloque se eleva 80 metros aproximadamente y está limitado por cuestas volcánicas escarpadas, discontinuas y alargadas, descendiendo su altura de los 2650 a los 2600 metros en 10 metros hacia el Suroeste. Se pueden distinguir tres zonas paralelas al eje del bloque, estando la más interna flanqueada por una zona de extensión con fallas y fisurada que, a su vez está limitada por colinas abisales formadas por terrenos inclinados por fallamientos. En la parte central con un ancho de 600 a 1000 metros, es la que cuenta con emanaciones de lava más recientes y tiene al menos una ligera capa de sedimentos. Por su parte la zona de extensión más angosta en el lado Sureste, que en su contraparte Noroeste, se caracteriza por sus fisuras abiertas y la presencia de rocas largas y gravas, además de la ausencia de sedimentos en el talud, lo que indica desplazamientos recientes.
Contiene fisuramientos activos que son menos comunes que en algunas de sus áreas y alzamientos verticales en algunas fallas producen crestas alargadas de varios kilómetros de longitud.


De las especies presentes en el Sector de Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas, 11 son compartidas con el Sector de Ventilas Hidrotermales 21° N; y de 38 especies de este sector, 13 son compartidas con el Sector de Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas.

En ambas zonas núcleo del Santuario la diversidad de los ecosistemas y la riqueza de especies, les confiere una gran importancia biológica y una alta diversidad específica en relación a su entorno. En las comunidades de las ventilas se presentan diversos ambientes como zonas batipelágicas de fondos suaves con sedimentos de hasta 200 metros de espesor y zonas marinas, así como gran variedad de procesos ecológicos que suceden en los ecosistemas únicos que existen ahí, lo que le confiere una gran importancia para la conservación.

Esta diversidad de ambientes alberga gran riqueza de especies, muchas de ellas endémicas, inclusive algunas aún no descritas o reportadas, lo que convierte a la zona en un área con características únicas y de gran atractivo científico, por ello, para garantizar la conservación del mayor número de rasgos morfológicos interconectados, la conectividad entre los ecosistemas, la movilidad de las especies y la viabilidad en la permanencia de éstos en la escala espacial y temporal, es por lo que las actividades que se permiten en ambas zonas núcleo únicamente son las previstas en el artículo 47 BIS, fracción I, de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, consistentes en la investigación científica, colecta científica y educación ambiental.

Por otra parte, esta misma riqueza biológica que, dada la profundidad a la que se encuentran los dos polígonos protegidos por el Decreto Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y Dorsal Pacífico Oriental, aún no ha sido estudiada en su totalidad, representa un objeto de interés especial para los investigadores, sin que pueda dimensionarse aún el impacto que las actividades recurrentes de investigación científica pueda tener sobre las ventilas.

La conservación de las especies y la administración del medio ambiente son materia de consideraciones particulares para los investigadores de este tipo de ecosistemas. Las comunidades faunísticas de las ventilas hidrotermales ocupan áreas muy pequeñas del fondo marino y muchos lugares poseen especies que no se encuentran en ninguna otra parte.

Al convertirse las ventilas hidrotermales en el punto focal de la investigación intensiva y a largo plazo, resulta indispensable establecer medidas para mitigar y para evitar una pérdida significativa del hábitat por el sobremuestreo de las poblaciones o por la constante presión derivada de la realización de actividades de investigación que simultáneamente pretendan realizar diferentes instituciones o investigadores en lo individual.

En este sentido, aún y cuando es necesario el desarrollo de capacidades científicas y técnicas para lograr un conocimiento básico de este tipo de ecosistemas, también resulta indispensable reducir cualquier alteración o impacto que se traduzca en una amenaza de reducción o pérdida sustancial de la diversidad biológica, sin que sea impedimento la falta de pruebas científicas inequívocas de la existencia de tales amenazas.
Lo anterior individualiza el principio de precaución acogido por nuestro país desde 1992 y que sustentó el “Decreto por el que se declara área natural protegida, con el carácter de santuario, la porción marina conocida como Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental, localizadas en el Golfo de California y en el Pacífico Norte respectivamente”, razón por la que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, determinó que para que la investigación científica que implique la colecta de organismos no afecte negativamente el hábitat o la viabilidad de sus poblaciones o especies, los protocolos de investigación se analizarán caso por caso por parte de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y su opinión será vinculante para las unidades administrativas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales que tengan competencia para autorizar la colecta científica en especies, poblaciones o microorganismos existentes en los hábitats protegidos por el Santuario, las actividades permitidas y no permitidas en ambos polígonos, se establecen en la siguiente tabla:

Zona Núcleo Cuenca de Guaymas- Zona Núcleo Dorsal del Pacífico Oriental
Actividades permitidas
Actividades no permitidas
1.    Investigación científica
2.    Educación ambiental
3.    Colecta científica que no afecta negativamente el hábitat





1.      Arrojar, verter o descargar cualquier tipo de desechos orgánicos o radioactivos, residuos sólidos o líquidos o cualquier otro tipo de contaminante, así como descargar aguas de desecho y vertimientos de cualquier tipo
2.      Exploración y explotación de recursos minerales
3.      Introducir ejemplares o poblaciones exóticos de la vida silvestre, así como organismos genéticamente modificados
4.      Modificar los flujos de agua
5.      Realizar actividades de explotación y aprovechamiento de vida silvestre, salvo colecta científica
6.      Remover las chimeneas y rocas de las ventilas hidrotermales, para investigación de la geología o muestreos químicos


Zona de influencia

De conformidad con lo previsto por el Artículo Décimo del “Decreto por el que se declara área natural protegida, con el carácter de santuario, la porción marina conocida como “Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental”, localizadas en el Golfo de California y en el Pacífico Norte, respectivamente, publicado en el Diario Oficial de la Federación el día 5 de junio de 2009, que señala que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales establecerá y delimitará en el programa de manejo la zona de influencia del área natural protegida con el propósito de generar nuevos patrones de desarrollo regional acordes con dicha declaratoria y promover que las autoridades competentes para regular o autorizar el desarrollo de actividades en dicha zona consideren la congruencia entre éstas y la categoría de manejo que se propone para el área natural protegida. La zona de influencia del Santuario está comprendida por 2 kilómetros de radio aledaños, para cada uno de sus dos polígonos.

PLANO DE LOCALIZACIÓN Y ZONIFICACIÓN DEL SANTUARIO VENTILAS HIDROTERMALES DE LA CUENCA DE GUAYMAS Y DE LA DORSAL DEL PACÍFICO ORIENTAL






Introducción

La diversidad de los ecosistemas y la riqueza de especies, confiere al Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y Dorsal Pacífico Oriental, una gran importancia biológica y una alta diversidad específica en relación a su entorno. En las comunidades de las ventilas se presentan diversos ambientes como zonas batipelágicas de fondos suaves con sedimentos de hasta 200 m de espesor y zonas marinas, así como gran variedad de procesos ecológicos que suceden en los ecosistemas únicos que existen ahí, lo que le confiere una gran importancia para la conservación.

Esta diversidad de ambientes alberga gran riqueza de especies, muchas de ellas endémicas, inclusive algunas aún no descritas o reportadas, lo que convierte a la zona en un área con características únicas y de gran atractivo científico.

Por otra parte, esta misma riqueza biológica que, dada la profundidad a la que se encuentran los dos polígonos protegidos por el Decreto Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y Dorsal Pacífico Oriental, aún no ha sido estudiada en su totalidad, representa un objeto de interés especial para los investigadores, sin que pueda dimensionarse aún el impacto que las actividades recurrentes de investigación científica pueda tener sobre las ventilas.

La conservación de las especies y la administración del medio ambiente son materia de consideraciones particulares para los investigadores de este tipo de ecosistemas. Las comunidades faunísticas de las ventilas hidrotermales ocupan áreas muy pequeñas del fondo marino y muchos lugares poseen especies que no se encuentran en ninguna otra parte.

Al convertirse las ventilas hidrotermales en el punto focal de la investigación intensiva y a largo plazo, resulta indispensable establecer medidas para mitigar y para evitar una pérdida significativa del hábitat por el sobremuestreo de las poblaciones o por la constante presión derivada de la realización de actividades de investigación que simultáneamente pretendan realizar diferentes instituciones o investigadores en lo individual.

Tomando en consideración que la realización de las actividades antes señaladas implica la utilización de modernas tecnologías debido a la profundidad en que se ubica el área natural protegida resulta imposible para el ser humano acceder a ella de manera directa, es por lo que se permite la realización de filmación la que puede llevarse a cabo exclusivamente para fines de investigación.

En este sentido, aún y cuando es necesario el desarrollo de capacidades científicas y técnicas para lograr un conocimiento básico de este tipo de ecosistemas, también resulta indispensable reducir cualquier alteración o impacto que se traduzca en una amenaza de reducción o pérdida sustancial de la diversidad biológica, sin que sea impedimento la falta de pruebas científicas inequívocas de la existencia de tales amenazas.

Por lo anterior la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, con fundamento en el artículo 66, fracción VII, de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, establece las siguientes:

Reglas Administrativas

Capítulo I. Disposiciones generales

Regla 1. Las presentes Reglas Administrativas, son de observancia general y obligatoria para todas aquellas personas físicas o morales que realicen obras o actividades en el Santuario “Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental”, localizadas en el Golfo de California y en el Pacífico Norte, respectivamente”, con una superficie total de 145,564-80-83.88 Hectáreas.

Regla 2. La aplicación de las presentes Reglas corresponde a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales en coordinación con la Secretaría de Marina, sin perjuicio de las atribuciones que correspondan a otras dependencias del Ejecutivo Federal.

Regla 3. Para efectos de las presentes Reglas Administrativas, además de las definiciones contenidas en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y en su Reglamento en Materia de Áreas Naturales Protegidas, se entenderá por:

I.          Actividades de investigación científica: La observación, monitoreo, filmación o cualquier otra necesaria para la obtención de información sobre los elementos naturales existentes en el Santuario;
II.         Colecta científica que no afecta negativamente el hábitat: Aquella que en su realización no implica la remoción, rompimiento o daño a las chimeneas y rocas de las ventilas hidrotermales, la extracción de muestras de materiales pétreos, la realización de arrastre que afecte los tapetes o alfombras microbianas, ni tiene como finalidad, directa o indirecta, la investigación de la geología o muestreos químicos;
III.        CONANP: Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales;
IV.       Dirección: El personal designado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para dirigir y administrar el Santuario, la porción marina conocida como “Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental”, localizadas en el Golfo de California y en el Pacífico Norte, respectivamente, encargado de coordinar la planeación, ejecución y evaluación del presente Programa de Manejo;
V.         LGEEPA: Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente;
VI.       LGVS: Ley General de Vida Silvestre;
VII.      PROFEPA: Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales;
VIII.     Reglas: A las presentes Reglas Administrativas;
IX.       Santuario: El Santuario, “Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental”, localizadas en el Golfo de California y en el Pacífico Norte, respectivamente.
X.         SEMARNAT: Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales;
XI.       SEMAR: Secretaría de Marina, y
XII.      Usuario: Todas aquellas personas que ingresan al Santuario con la finalidad de realizar actividades de investigación y navegación.




Regla 4. Cualquier obra o actividad pública o privada que se pretenda realizar dentro del Santuario se sujetará al Decreto de creación del Santuario, al presente Programa de Manejo y demás disposiciones jurídicas aplicables. Por lo que quienes pretendan realizar obras o actividades dentro del mismo, deberán contar, en su caso y previamente a su ejecución, con la autorización de impacto ambiental.

Regla 5. Todo usuario del Santuario deberá cumplir con las presentes Reglas, y tendrán las siguientes obligaciones:

I.            Cubrir, en su caso, las cuotas establecidas en la Ley Federal de Derechos;
II.          Atender las observaciones y recomendaciones formuladas por el personal de la SEMARNAT y de la SEMAR relativas a asegurar la protección y conservación de los ecosistemas del Santuario;
III.         Hacer del conocimiento de la Dirección, de la PROFEPA o de la SEMAR, las irregularidades que hubieren observado durante el desarrollo de sus actividades en el Santuario, y
IV.         Brindar el apoyo y las facilidades necesarias para que el personal de la CONANP, la SEMAR o la PROFEPA realicen labores de inspección, vigilancia, protección y control, así como a cualquier otra autoridad competente en situaciones de emergencia o contingencia.


Regla 6. Con la finalidad de proteger los recursos naturales del Santuario y brindar el apoyo necesario, previamente el interesado deberá presentar a la Dirección un aviso, para realizar las siguientes actividades:
I.              Investigación sin colecta o manipulación de ejemplares de especies no consideradas en riesgo.
II.            Educación ambiental que no implica ninguna actividad extractiva.
III.           Monitoreo sin colecta o manipulación de especímenes de especies no consideradas en riesgo.
IV.             Filmaciones, actividades de fotografía, la captura de imágenes o sonidos por cualquier medio, con fines científicos, culturales o educativos, que requieran de equipos compuestos por más de un técnico especializado como apoyo a la persona que opera el equipo principal.
V.              Investigación con colecta o manipulación de ejemplares de flora y fauna silvestre. Independientemente del aviso a que se refiere esta fracción, el interesado deberá contar con la autorización correspondiente en términos de la LGVS.

Regla 7. Se requerirá de autorización emitida por SEMARNAT, a través de sus distintas unidades administrativas para la realización de las siguientes actividades:

I.          Colecta de ejemplares, partes y derivados de la vida silvestre, así como de otros recursos biológicos con fines de investigación científica o con propósitos de enseñanza;
II.        La investigación y monitoreo que requiera de manipular ejemplares de especies en riesgo, y
III.       Obras y actividades en áreas naturales protegidas de competencia de la Federación que requieren de una Evaluación de Impacto Ambiental.




Capítulo III. De los usos y la investigación científica

Regla 8. Todo investigador que ingrese al Santuario con el propósito de realizar colecta científica en los términos permitidos en este programa de manejo, deberá notificar a la Dirección sobre el inicio de sus actividades, de conformidad con lo establecido en la Regla 6, adjuntando una copia de la autorización con la que se cuente; asimismo, deberá informar a la misma del término de sus actividades y hacerle llegar una copia de los informes exigidos en dicha autorización.

Regla 9. Con la finalidad de garantizar la correcta realización de las actividades de colecta científica e investigación científica, los investigadores deberán sujetarse a lo previsto en este programa de manejo y a los lineamientos y condicionantes establecidos en la autorización respectiva y la Norma Oficial Mexicana NOM-126-SEMARNAT-2000, Por la que se establecen las especificaciones para la realización de actividades de colecta científica de material biológico de especies de flora y fauna silvestre y otros recursos biológicos en el territorio nacional y demás disposiciones legales y reglamentarias aplicables.

Regla 10. En las actividades de colecta científica que no afecta negativamente al hábitat, en caso de organismos o muestras capturados de manera accidental deberán ser liberados al momento en el sitio de la captura.

Regla 11. Los investigadores que, como parte de su trabajo requieran extraer muestras del Santuario, de flora, fauna, fósiles, agua, deberán contar con la autorización de las autoridades correspondientes, de acuerdo con las disposiciones legales aplicables.

Regla 12. Quienes realicen actividades de colecta científica en el Santuario, deberán destinar al menos un duplicado del material colectado a instituciones o colecciones científicas mexicanas en los términos de la LGVS y demás disposiciones legales aplicables, notificando a la Dirección del Santuario el nombre de la institución a la cual se hizo entrega del material, así como el nombre del investigador nacional responsable de la misma.

Regla 13. Los arrastres que sin afectar el tapete o alfombra microbianos, impliquen la remoción de otros organismos, sólo se autorizarán si el objeto a investigar no admite cualquier otra forma de colecta, de extracción u obtención de muestras y así se justifique en el protocolo de investigación respectivo.

Regla 14. La colecta y demás actividades de investigación científica sólo se autorizarán si se realizan con equipos, aparatos sumergibles vehículos tripulados u  operados remotamente cuyo funcionamiento no altere a la vida silvestre.

Regla 15. Con la finalidad de conservar y preservar los recursos naturales del Santuario no podrán permanecer al mismo tiempo en el área natural protegida  más de 4 equipos, aparatos sumergibles tripulados o vehículos operados remotamente.

Asimismo, la frecuencia de los muestreos y la toma de muestras deberá ser la mínima necesaria, ambas actividades deberán estar científicamente fundamentadas.

Regla 16. Los equipos, aparatos sumergibles tripulados o vehículos operados remotamente deberán contar con trampas para grasas u otros mecanismos similares que eviten que las aguas de las sentinas se mezclen con los combustibles, grasas y aceites.

Regla 17. Los barcos o sumergibles empleados en las actividades de investigación científica deberán observar las disposiciones de las autoridades competentes para evitar que las especies exóticas e invasoras adheridas a sus cascos ingresen a las zonas de ventilas.

Regla 18. Las actividades de educación ambiental se deberán realizar sin alterar las condiciones para la subsistencia, desarrollo y evolución de las especies del Santuario.

Regla 19. Cualquier autorización que se expida para la realización de cualquier actividad en el Santuario, se sujetará a la opinión previa de la CONANP, sin que por ello se afecten los plazos de respuesta previstos en la normatividad vigente.
Las autoridades competentes al recibir la solicitud de autorización respectiva deberán remitir a la CONANP copia de la misma, así como de la documentación, protocolos de investigación y demás información que, conforme a las disposiciones jurídicas aplicables, presenten los interesados
En estos casos, la CONANP analizará caso por caso el objeto de cada solicitud para identificar el alcance de las actividades que se pretendan realizar en función de las características biológicas excepcionales que distinguen al Santuario y su opinión será vinculante.

Capítulo IV. De la Zonificación

Regla 20. Con la finalidad de conservar los ecosistemas y la biodiversidad de la Santuario, así como ordenar territorialmente la realización de actividades dentro de la misma, se establecen las siguientes zonas:

      I.        Zona Núcleo Cuenca de Guaymas, abarca una superficie de 47,607-07-84.99 hectáreas, comprende un polígono.

    II.        Zona Núcleo Dorsal del Pacífico Oriental, abarca una superficie de  97,957-72-98.89 hectáreas, comprende un polígono.

Regla 21. El desarrollo de las actividades permitidas y no permitidas dentro del Santuario se estará a lo previsto en el apartado denominado Zonas y Políticas de Manejo del presente Programa de Manejo.

Capítulo V De las prohibiciones
Regla 22. Dentro del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y la Dorsal del Pacífico Oriental, queda prohibido:
            I.        Realizar actividades de explotación y aprovechamiento de vida silvestre;
           II.        Remover las chimeneas y rocas de las ventilas hidrotermales, para investigación de la geología o muestreos químicos,
          III.        Realizar investigaciones por medio de las cuales se manipule el hábitat o sus elementos sin autorización previa de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales;
         IV.        Modificar los flujos de agua;
          V.        Arrojar, verter o descargar cualquier tipo de desechos orgánicos o radioactivos, residuos sólidos o líquidos o cualquier otro tipo de contaminante, así como descargar aguas de desecho y vertimientos de cualquier tipo, y
         VI.        Introducir ejemplares o poblaciones exóticos de la vida silvestre, así como organismos genéticamente modificados.

Capítulo VI. De la inspección y vigilancia

Regla 23. La inspección y vigilancia del cumplimiento de las presentes Reglas, corresponde a la SEMARNAT por conducto de la PROFEPA, en coordinación con la SEMAR, sin perjuicio de las atribuciones que correspondan a otras dependencias del Ejecutivo Federal.

Regla 24. Toda persona que tenga conocimiento de alguna infracción o ilícito que pudiera ocasionar algún daño a los ecosistemas del Santuario, deberá notificar a las autoridades competentes de dicha situación, por conducto de la PROFEPA o la Dirección, con el objeto de realizar las gestiones correspondientes.

Capítulo VII. De las Sanciones

Regla 25. Las violaciones al presente instrumento serán sancionadas de conformidad con lo dispuesto en la LGEEPA y sus reglamentos, sin perjuicio de la responsabilidad de carácter penal que, de ser el caso, se determine por las autoridades competentes en los términos que establece el Código Penal Federal.



9

Programa Operativo Anual

El Programa Operativo Anual (POA) es un instrumento de planificación a corto plazo, a través del cual se expresan los objetivos y las metas a alcanzar en un periodo anual.

A través del POA es posible organizar las actividades a realizar en el Área Natural Protegida (ANP) durante el periodo seleccionado, considerado el presupuesto a ejercer en su operación. Este instrumento constituye también la base sobre la cual la CONANP podrá negociar el presupuesto para cada ciclo, según las necesidades y las expectativas de cada una de las áreas.

Con la planificación de las actividades, será posible llevar a cabo el seguimiento y la evaluación de acciones, lo que a su vez permitirá hacer ajustes y tomar medidas orientadas a propiciar la mejora continua de la institución.






Metodología

Para la elaboración del POA, la Dirección del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental  deberá observar las acciones contenidas en los componentes del Programa de Manejo (PM), las cuales se encuentran temporalizadas a corto, mediano y largo plazos, para seleccionar las acciones que habrán de ser iniciadas o cumplidas en el ciclo anual. Además hay que considerar que ciertas acciones cuyo cumplimiento se vislumbra a mediano o largo plazo, quizá deberán iniciarse a corto plazo.

Para definir prioridades en cuanto a las acciones a ejecutar se propone la utilización de metodología de “Planificación de Proyectos Orientada a Objetivos” (Ziel Orientierte Projekt Plannung-ZOOP).

La planificación toma forma a través de un “marco lógico”, en el que se presentan objetivos, resultados y actividades, así como los indicadores que permitirán medir el avance del resultado estratégico. Desde esta perspectiva, los componentes que darán consistencia al POA, serán acordes al PM del ANP.

Características del POA

El POA consta de seis apartados que deberán respetar lo dispuesto en el PM, mediante el uso de los formatos que al efecto elabore la Dirección de Evaluación y Seguimiento (DES) de la CONANP y que atiendan a los siguientes criterios:

a)    Datos Generales del área protegida, en los que se describe las características generales del área.
b)    Antecedentes, en los que se enumeran los principales resultados obtenidos dentro del área.
c)    Diagnóstico, consistente en la identificación de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas que enfrenta el área.
d)    La matriz de planeación, o marco lógico, en la que se plasman los objetivos, estrategias y metas a alcanzar a lo largo del periodo de un año.
e)    La descripción de las actividades, que permitirán la concreción de los objetivos.
f)     Los proyectos que conforman el POA, desglosando las actividades de cada uno. Es importante mencionar que los títulos de los proyectos se definirán en función del anexo temático incluido en el formato.
g)    La matriz de fuente de recursos por actividad y/o acción, que permitirá identificar las aportaciones de cada una de las instituciones u organizaciones involucradas en el desarrollo del POA, así como el costo total de cada una de las actividades.




Proceso de definición y calendarización

Como se mencionó anteriormente, el POA constituye no sólo una herramienta de planeación, sino también de negociación del presupuesto, por lo que será necesario que se elabore por parte del cuerpo técnico del área protegida y de la dirección regional respectiva durante los meses establecidos en la tabla de calendarización.

Una vez elaborado, cada POA será analizado por la Dirección de Evaluación y Seguimiento (DES), así como por las áreas técnicas de Oficinas Centrales, quienes emitirán su opinión respecto de las actividades propuestas. Los resultados del análisis serán remitidos al área generadora para su actualización.

Con la elaboración y entrega de los POA en forma oportuna, será posible alinear los objetivos, las actividades y las unidades de medida hacia los objetivos y metas institucionales.

En virtud de que en el proceso de análisis intervienen las distintas áreas de Oficinas Centrales, con el propósito de evitar retrasos en la integración de la información, se definió el siguiente calendario, atendiendo a los criterios de regionalización con los que opera la CONANP.





La Dirección del área protegida  o la Dirección Regional
Entregará a la
Dirección Regional la propuesta de POA.
Entregará a las oficinas centrales la propuesta de POA regional.
Recibirá
observaciones de
Oficinas Centrales.
Entregará el POA en forma definitiva.
1ª semana de octubre
3ª semana de octubre
1ª semana de enero
1ª quincena de febrero

Seguimiento y evaluación

A fin de constatar los avances en el desarrollo del Programa Operativo Anual, se han establecido fechas para la elaboración de los reportes de avances de las acciones programadas, que deberán ser llenados en los formatos que al efecto elabore la DES y remitidos para su integración al Sistema de Información Monitoreo y Evaluación para la Conservación (SIMEC), con una periodicidad trimestral (con excepción del 4° trimestre), de conformidad con el siguiente calendario:


Trimestre
Fechas de entrega
Dirección del Santuario
Dirección Regional
Enero-marzo
Primeros 10 días hábiles de abril
Primeros 20 días hábiles después de terminado cada trimestre
Abril-junio
Primeros 10 días hábiles de mayo
Julio-septiembre
Primeros 10 días hábiles de octubre
Octubre-diciembre
Primeros 10 días hábiles de enero
                                                                                                       

Los informes deberán reflejar las actividades, unidades de medida y metas planteadas para el periodo en cuestión; toda vez que se trata de reportes oficiales, deberán ser firmados por el responsable de información o titular del área.

La información proporcionada trimestralmente permitirá elaborar, entre otros, los informes de gestión y desempeño institucional que en forma periódica son requeridos por la Subsecretaría de Planeación y Política Ambiental, por el Órgano Interno de Control en la SEMARNAT y por la Dirección General de Programación y Presupuesto (DGPP), entre otros.







10

Evaluación de Efectividad


Proceso de evaluación

La evaluación se realizará en dos vertientes:

• Del Programa de Manejo.
• Del Programa Operativo Anual.

La evaluación del Programa de Manejo del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental es fundamental, ya que al constituirse como el documento rector que incluye las líneas estratégicas y de planeación que deben ser realizadas en un periodo determinado, es importante evaluar su aplicación, atendiendo a cada uno de los subprogramas y componentes desarrollados en este instrumento, así como a las metas e indicadores correspondientes.

Conforme a lo previsto en el artículo 77 y demás correlativos del Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Áreas Naturales Protegidas, el Programa de Manejo del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental será revisado por lo menos cada cinco años con el objeto de evaluar su efectividad y proponer posibles modificaciones. Para ello la Dirección del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental, deberá atender el procedimiento previsto en los Lineamientos Internos para la Formulación, Revisión y Modificación de Programas de Manejo de las Áreas Naturales Protegidas competencia de la Federación, establecidos por la CONANP.

El programa de manejo podrá ser modificado en todo o en parte, cuando resulte inoperante para el cumplimiento de los objetivos del Santuario Ventilas Hidrotermales de la Cuenca de Guaymas y de la Dorsal del Pacífico Oriental, para lo cual la Dirección del área natural protegida, deberá solicitar la opinión del Consejo Asesor de la Área.

Previo análisis y opinión del Consejo Asesor, se podrá modificar el presente programa de manejo cuando:

I.          Las condiciones naturales y originales del área hayan cambiado debido a la presencia de fenómenos naturales y se requiera el planteamiento de estrategias y acciones distintas a las establecidas en el programa vigente;

II.         Técnicamente se demuestre que no pueden cumplirse estrategias o acciones establecidas en el programa vigente, o

III.        Técnicamente se demuestre la necesidad de adecuar la delimitación, extensión o ubicación de las subzonas delimitadas.

Las modificaciones al programa de manejo que resulten necesarias deberán seguir el mismo procedimiento establecido para su elaboración y un resumen de las mismas que se publicará en el Diario Oficial de la Federación.

La ejecución del Programa de Manejo se realizará a través de los programas operativos anuales (POA) que defina la Dirección del área natural protegida. Esto es, que año con año la propia Dirección, deberá establecer las líneas a abordar y los resultados que espera obtener durante el período.

Anualmente se contrastarán los avances logrados en la operación del área natural protegida contra las metas propuestas en el Programa de Manejo; al término del primer quinquenio de operación, se revisarán la totalidad de los subprogramas a fin de determinar los aspectos que por razones políticas, sociales, económicas y/o administrativas pudiesen haber quedado pendientes de realización. Mediante este tipo de evaluación se construirán las series históricas de avances, lo que permitirá la proyección de las acciones a desarrollar en los siguientes cinco años.

Con base en la información proporcionada trimestralmente sobre el cumplimiento de metas del POA, se realizarán las evaluaciones relativas al desempeño institucional (cumplimiento o incumplimiento de metas, calidad en la realización de acciones) y a la gestión (aplicación del gasto).

Las evaluaciones tanto del POA como del Programa de Manejo, permitirán identificar los problemas de ejecución de los mismos, así como adecuar o modificar las acciones propuestas.

           






11

Bibliografía
Arriaga, L., E. Vázquez Domínguez, J. González Cano, R. Jiménez Rosenberg, E. Muñoz López, y V. Aguilar Sierra (Coordinadores). 1998. Regiones marinas prioritarias de México. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, México.
Arriaga, L., J.M. Espinoza, C. Aguilar, E. Martínez, L. Gómez y E. Loa (Coordinadores). 2000. Regiones Terrestres Prioritarias de México. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, México.
Aurioles, D. Le Boeuf, B. J. y L. T. Findley. 1993. Registros de pinnípedos poco comunes para el Golfo de California. Revista de Investigación Científica. Universidad Autónoma de Baja California Sur, Serie Ciencias del Mar 1:13-20.
Barron, J.A., D. Burky y J.L. Bischoff. 2004. High Resolution Paleoceanography of the Guaymas Basin, Gulf of California, During the Past 15,000 Years. Marine Micropaleontology 50: 185-207.
Berg, C.J. Jr. y C.L.Van Dover. 1987. Benthopelagic Macrozooplankton Communities at and Near Deep-sea Hydrothyermal Vents in the Eastern pacific Ocean and the Gulfof California. Deep-Sea Research 34(3): 379-401.
Carrasco, N. A. 1996. Biología pesquera del tiburón 5 de Julio de 1995 – 15 de Febrero de 1996. Proyecto Tiburón Centro Regional de Investigación Pesquera. Reporte de trabajo en Ingeniería de Pesquerías. Instituto Tecnológico del Mar. Guaymas, Sonora.
Cohen, J.H. and R.B. Forward, Jr., (2009). Zooplankton diel vertical migration: A review of proximate control. Oceanography and Marine Biology, An Annual Review. Vol. 47. 77-110.

Corliss J.B, Dymond J, Gordon L.I., Edmond J.M., von Herzen R.P., Ballard R.D., Green K, Williams D., Bainbridge A., Crane K. and van Andel T.H. 1979. Submarine Thermal Sprirngs on the Galápagos Rift. Science 16 March: Vol. 203 no. 4385 pp. 1073-1083 DOI: 10.1126/science.203.4385.1073.
Curray, J.R. D.G. Moore y E.J. Aguayo. 1979. Leg 64 Seek on Development of Basin. Geotimes 24(7):18-20.
Curray J. R., D.G. Moore, J. E. Aguayo, M. P. Aubry, G. Einsele, D. J. Fornari, J.Gieskes, J. C. Guerrero, M. Kastner, K. Kelts, M. Lyle, Y. Matoba, A. Molina-Cruz,J. Niemitz, J. Rueda, A. D. Saunders, H. Sehrader, B. R. T. Simoneit y V. Acquier.1982. Guaymas Basin: Sites 477, 478 and 481. Initial Reports of the Deep Sea Drilling Project, 64, Part I, 211-287.
Dando, P. y S. K. Juniper. 2000. Management of Hydrothermal Vent sites. Report from the Inter Ridge Workshop: Management and Conservation of Hydrothermal Vent Ecosystems. Institute of Ocean Sciences, Sidney (Victoria), B.C., Canada.Septiembre28 – 30, 2000.
Diario Oficial de la Federación.1937. Acuerdo que declara reserva de caza, los terrenos denominados “Cajón del Diablo” en el estado de Sonora. Departamento Forestal y de Caza y Pesca. 14 de Septiembre de 1937.
Diario Oficial de la Federación. 1973. Decreto por el que se establece como zona de Refugio Submarino de Flora, Fauna y Condiciones Ecológicas del Fondo, la ubicada en Cabo San Lucas, de la costa del Territorio de la Península de Baja California. México, D.F. 29 de Noviembre de 1973.
Diario Oficial de la Federación. 1978. Decreto que Declara la Zona de Reserva y Refugio de Aves Migratorias y de Fauna Silvestre Islas del Golfo de California. México, D.F. 2 de Agosto de 1978.
Diario Oficial de la Federación. 1994. Decreto por el que se declara como área natural protegida con el carácter de reserva de la biosfera, la región conocida como Archipiélago de Revillagigedo, integrada por cuatro áreas: Isla San Benedicto, Isla Clarión o Santa Rosa, Isla Socorro o Santo Tomás e Isla Roca Partida. México, D.F. 6de Junio de 1994.
Diario Oficial de la Federación. 2000. Acuerdo que tiene por objeto dotar con una categoría acorde con la legislación vigente a las superficies que fueron objeto de diversas declaratorias de áreas naturales protegidas emitidas por el Ejecutivo Federal. México, D.F. 7 de Junio de 2000.
Diario Oficial de la Federación. 2000. Decreto por el que se declara área natural protegida, con el carácter de reserva de la biosfera, el archipiélago conocido como Islas Marías, ubicado en el mar territorial mexicano del Océano Pacífico, con una superficie total de 641,284-73-74.2 hectáreas. México, D.F. 27 de Noviembre de 2000.
Diario Oficial de la Federación. 2001. Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, Protección ambiental-Especies nativas de México de flora y fauna silvestres-Categorías de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio-Lista de especies en riesgo.
Diario Oficial de la Federación. 2005. Decreto por el que se declara área natural protegida, con la categoría de Santuario, la región conocida como Islas Marietas, de jurisdicción federal, incluyendo la zona marina que la circunda, localizada en la Bahía de Banderas, frente a las costas del municipio del mismo nombre en el Estado de Nayarit, con una superficie total de 1,383-01-96.95 hectáreas. México, D.F. 25 de Abril de 2005.
De la Lanza-Espino, G. 1991. Oceanografía de Mares Mexicanos. AGT Editor. México, D.F. pp 403-447.
De la Lanza-Espino, G. y L. Soto. 1999. Sedimentary Geochemistry of Hidrotermal Vents in Guaymas Basin, Gulf of California, Mexico. Applied Geochemistry. 14:499-510.
Edgcomb, V.P., D.T. Kysela, A. Teske, A. de Vera-Gomez y M.L. Sogin. 2002.Benthic Eukaryotic Diversity in the Guaymas Basin Hydrothermal Vent Environment.
Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America. 99(11):7658-7662.
Elderfield, H., y A. Schultz. 1996. Mid Ocean Ridge Hydrothermal Fluxes and the Composition of the Ocean. Annual Review of Earth and Planetary Science, 24: 191-223.
Environmental Management of  Deep-Sea Chemosynthetic Ecosystems:
Justification of and Considerations for a Spatially-Based Approach Technical Study: No. 9   international Seabed Authority. Seabed Authority, Kingston, Jamaica, 90 pp.
FAO. 1995. Guía FAO para la identificación de especies para los fines de la pesca. Pacífico Centro – Oriental. Volumen 2. Roma.
Fletcher, J.M., Munguía, L., 2000, Active continental rifting in southern Baja California, Mexico: Implications for plate motion partitioning and the transition to seafloor spreading in the Gulf of California, Tectonics, 19, 6, 1107-1123.
Gallo-Reynoso, J. P. y A. L. Figueroa. 1998. Los cetáceos de las aguas cercanas a Guaymas, Sonora, México. XXIII reunión internacional para el estudio de los mamíferos marinos. Xcaret, Q. R. 20-24 de Abril.
Gallo-Reynoso, J.P. y A. González. 2003. Programa de Manejo para proponer el establecimiento de la región “Sierra del Aguaje, Bahía de San Francisco e Isla San Pedro Nolasco y sus aguas aledañas” como una nueva Área Natural Protegida. Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A.C., Unidad Guaymas y Grupo de Estudios Ambientales, A.C. Guaymas, Sonora. 227 p.
Gallo-Reynoso, J.P. 2003. Mortandad de mamíferos marinos en el área de Guaymas debido a la interacción con las pesquerías. Reporte para difusión. Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A.C., Unidad Guaymas. 34 pp.
García, E. 1981. Modificaciones al sistema de clasificación climática de Köppen. Talleres e Offset Larios. México, D.F. 252 p.
Gilly W. F., U. Markaida, C. H. Baxter, B. A. Block, A. Boustany, L. Zeidberg, K. Reisenbichler, B. Robison, G. Bazzino, C. Salinas. 2006. Vertical and horizontal migrations by the jumbo squid Dosidicus gigas revealed by electronic tagging. Mar Ecol Prog Ser, 324: 1–17.
Glowka, L. et al. 1994. A Guide to the Convention on Biological Diversity, IUCN, Glandand Cambridge. XII + 161pp.
González López, I. y D.A. Siqueiros Beltrones. (1990). Estructura de las asociaciones microfitoplanctónicas de la Región Sur del Golfo de California, Méx, en primavera y verano de 1984. Ciencias Marinas. 16(4): 157-188.


Götz D., A. Banta, T.J. Beverdige, A.I. Rushdi B.R.T. Simoneit y A.-L. Reysenbach.2002. Persephonella marina gen. Nov, sp. Nov. and Persephonella guaymasensissp. Nov., Two Novel, Thermophilic, Hydrogen-oxidizing Microerophiles from Deep-sea Hydrothermal Vents. International Journal of Systematic and Evolutionary Microbiology.52: 1349-1359.
Grassle, J.F. 1985. Hydrothermal Vent Animals: Distribution and Biology. Science. 229(4715):713-717.
Grassle, J.F. 1986. The Ecology of Deep-Sea Hydrothermal Vent Communities.Advances in Marine Biology.23: 302- 362.
Grassle, J.F., L.S. Brown-Leger, L. Morse-Porteus, R. Petrecca y I. Williams. 1985.Deep-sea Fauna of Sediments in the Vicinity of Hydrothermal Vents. In: Hydrothermal Vents of the Eastern Pacific: An Overview. M.L. Jones (ed.). Bulletin of the Biological Society of Washington 6: 411-428.
Guerrero-Martínez, M. S., E. M. Coria Galindo, J. Egido Villareal, J. Pettis, G. Suárez Gracida, J. P. Gallo Reynoso y C. L. Ortiz. 2001. Dos nuevos registros de cetáceos varados en las costas de Sonora. XXVI reunión internacional para el estudio de los mamíferos marinos. Ensenada B. C. 6-10 de Mayo.
Hekinian, R., M. Fevrier, J.L. Bischoff, P. Picot y W. C. Shanks. 1980. Sulfide deposits from the East Pacific Rise near 21°N. Science 207:1433-1444.
(http://www.isa.org.jm/files/documents/EN/Pubs/TS9/index.html)
Kastner, M. y R. Siever.1983. Siliceous sediments of the Guaymas Basin: the effect ofhigh temperature gradients on diagenesis. Journal of Geology 91, 629-641.
Larson, R.L., H.W. Menard y S. M. Smith. 1968. Gulf of California: a result of ocean floorspreading and transform faulting. Science 161(3843):781-784.
Maluf, L. I. 1985. Physical Oceanography.26-45 pp. (en) Ted. J. Case y Martin L. Cody(Eds.) Island Biogeography in the Sea of Cortez. University of California Press.508 pp.
Melwani, A.R. y M.J. Forrest.2003. Patterns in macrofauna abundance and diversity at shallow-water hydrothermal bent near Punta Santa Barbara, Bahía Concepcion, B.C.S., Mexico. Seattle Annual Meeting November 2-5, 2003. Abstracts with programs. Geological Society of America.35(6):492.
Morales, R. y C. MacFarland. 1980. Metodología para la planificación de áreas silvestres. Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza. Costa Rica. 26 pp.
Ocean Studies Board, National Research Council. 2000. 50 Years of Ocean Discovery. National Academy Press. Washington, D.C. Pp. 82-83.
Perrings, C. et al. 1995. Introduction: framing the problem of biodiversity loss. In Biodiversity Loss- Economic and ecological issues. pp. 1-17.:Cambridge University Press, Cambridge.
Peter, J. M., B. R. T. Simoneit, O. E. Kawka y S. D. Scott. 1990. Liquid hydrocarbon bearing inclusions in modern hydrothermal chimneys and mounds from the southern trough of Guaymas Basin, Gulf of California. In Organic Matter in Hydrothermal Systems--Petroleum Generation, Migration and Biogeochemistry (Edited by B. R. T.Simoneit).Applied Geochemistry 5:51-63.
Peter, J. M., P. Peltonen, S. D. Scott, B. R. T. Simoneit y O. E. Kawka. 1991. n4 Cages of hydrothermal petroleum and carbonate in Guaymas Basin, Gulf of California: implications for oil generation, expulsion and migration. Geology 19:253-256.
Robison, B. H. 1972. Distribution of the midwater fishes of the Gulf of California. Copeia3:448-461.
Roden, G. L., y G. W. Groves. 1959. Recent oceanographics investigations in the Gulf of California.J. Mar. Res. 18:10-35.
Ruelas-Inzunza, J., L.A. Soto y F. Páez-Osuna. 2003. Heavy-Metal Accumulation in the Hidrotermal Vent Clam Vesicomyagigas from Guaymas Basin, Gulf of California. Deep-Sea Research 1(50):757-761.
Ruiz-Cooley, R. I, Gendron D. S., Aguiñiga S., Mesnick S., Carriquiry J. D. 2004. Trophic relationships between sperm whales and Jumbo squid, suing stable isotopes of C and N. Mar Ecol Prog Sr. 277:275-283.
Rusnak, G. A. - Fisher R. L. - Shepard F. P. 1964.–Bathymetry ond fauits of Gulf of California. Marine- Geology of the Gulf of California. Am. Ass. Petr. Geol., mem 3, p. 59-75.
Sarrazin, J., V. Robigou, S.K. Juniper y J.R. Delaney. 1997. Biological and geological evolution over four years on a high temperature hydrothermal structure, Juan de Fuca Ridge. Marine Ecology Progress Series 153: 5-24.
Scott, S.D. 2001. Deep oceanmining: Geoscience Canada (in press).Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología. 1991. Criterios Ecológicos que determinan las especies raras, amenazadas, en peligro de extinción o sujetas a protección especial y sus endemismos, de la flora y fauna terrestres y acuáticas en la República Mexicana.
Diario Oficial de la Federación, 17 de Mayo de 1991.Secretaría de Industria y Comercio. 1976. Catálogo de peces marinos mexicanos. Subsecretaría de Pesca, Inst. Nal. Pesca, México 338 P.p.
SEMARNAP, 2000a. Programa de Manejo Área de Protección de Flora y Fauna Islas del Golfo de California. Instituto Nacional de Ecología. México, D.F. 262 p.
SEMARNAP, 2000b. Programa de Manejo Reserva de la Biosfera El Vizcaíno. Instituto Nacional de Ecología. México, D.F. 242 p.
Simoneit, B.R.T. y P.J. Lonsdale.1982.Hydrothermal Petroleum in Mineralized Mounds at the Seabed of Guaymas Basin. Nature. 295:198-202.
Simoneit, B.R.T., R.N. Leif, A.A. Sturtz, A.E. Styrdivant y A.E. Gieskes. 1992.Geochemistry of Shallow Sediments in Guaymas Basin, Gulf of California: Hydrothermal Gas and Oil Migration and Effects of Mineralogy. Organical Geochemistry 18:765-784.
Soto, L. A. y J. F. Grassle.1988. Megafauna of Hydrothermal Vents in Guaymas Basin, Gulf of California. Joint Oceanographic Assembly, Abstract 488, IABO, 105.
Spiess, F.N., K.C. Macdonald, T. Atwater., R. Ballard, A. Carranza, D. Cordoba, C.Cox, V.M. Diaz-García, J. Francheteau, J. Guerrero, J. Hawkins, R. Haymon, R.Hessler, T. Juteau, M. Kastner, R. Larson, B. Luyendyk, J.D. Macdougall, S. Miller,W. Normark, J. Orcutt y C. Rangin. 1980. East Pacific Rise: Hot Springs and Geophysical Experiments. Science 207 (4438):1421-1432.
Stout, P. M. y A. C. Campbell.1983. Hydrothermal alteration of near surface sediments, Guaymas Basin, Gulf of California. In: Cenozoic Marine Sedimentation, Pacific Margin, U.S.A. (Editado por D. K. Larue y R. J. Steel), pp. 223-231.
SEPM Pacific Section.Tunnicliffe, V. 1990.Observations on the effects of sampling on hydrothermal vent habitat and fauna of Axial Seamount, Juan de Fuca Ridge. Journal of Geophysical Research 95: 12961-12966.
Tunnicliffe, V. y M.R. Fowler. 1996. Influence of sea-floor spreading on global hydrothermal vent fauna. Nature, 379: 531-533.
Tunnicliffe, V., McArthur, AG, y D. McHugh. 1998. A biogeographical perspective of the deep-sea hydrothermal vent fauna. Advances in Marine Biology. 34: 353-442.
Tyler, P.A. y C.M. Young. 2003 Dispersal at Hydrothermal Vents: A Summary of Recent Progress. Hydrobiologia 503:9-19.
Van Andel T. H, Shor G.G.  1964. Marine geology of the Gulf of California: a symposium. Tulsa: American Assoc. of Petroleum Geologists. American Association of Petroleum Geologists: Memoirs, 3.

Vri Jenhoek, 2010. Molecular Ecology. Volume 19, Issue 20, Blackwell Publishing, Ltd.
Von Damm, K.L. J.M. Edmond, C.J. Measures y B. Grant. 1985. Chemistry of Submarine Hydrothermal Solutions at Guaymas, Basin, Gulf of California. Geochimica and Cosmochimica Acta. 49:2221-2237.
Watanabe H., Moku M, Kawaguchi K., Ishimaru K., y Ohno A. 2001. Diel vertical migration of myctophid fishes (Family Myctophidae) in the transitional waters of the western North Pacific. Fisheries Oceanography, 8(2): 115–127.

Watwood S., P. O., Miller, M. Johnson, P. Madsen, y P. Tyack. 2006. Deep-diving foraging behaviour of sperm whales Physeter macrocephalus. Journal of Animal, 75:814–825.








12

Anexos
I.- Fauna Epipelágica

Aves

Listado general de las especies de aves marinas presentes en la zona epipelágica.

Orden
Familia
Nombre científico
Nombre común
CHARADRIIFORMES
Alcidae
Synthliboramphus craveri
Mérgulo de Craveri

Laridae
Larus argentatus
Gaviota plateada


Larus atricilla
Gaviota reidora


Larus californicus
Gaviota californiana


Larus delawarensis
Gaviota de pico anillado


Larus glaucescens
Gaviota ala glauca


Larus heermanni
Gaviota ploma


Larus livens
Gaviota de patas amarillas


Larus occidentalis
Gaviota occidental


Larus philadelphia
Gaviota de Bonaparte


Stercorarius parasiticus
Salteador parasito


Sterna antillarum
Gallito de mar menor


Sterna caspia
Charrán Caspia


Sterna elegans
Gallito de mar elegante


Sterna fosteri
Gallito de Forster


Sterna hirundo
Golondrina marina común


Sterna maxima
Gallito de mar real


Sterna nilotica
Charrán pico grueso
PELECANIFORMES
Fregatidae
Fregata magnificens
Rabihorcado

Pelecanidae
Pelecanus occidentalis
Pelicano café

Phaethontidae
Phaethon aethereus
Rabijunco pico rojo

Phalacrocoracidae
Phalacrocorax auritus
Cormoran orejudo


Phalacrocorax brasilianus
Cormoran oliváceo


Phalacrocorax penicillatus
Cormoran de Brandt

Sulidae
Sula leucogaster
Bobo café


Sula nebouxii
Bobo de patas azules


Sula sula
Bobo de patas rojas
 PODICIPEDIFORMES
 Podicipedidae
Podiceps nigricollis
Zambullidor orejudo


Podilymbus podiceps
Zambullidor pico grueso
PROCELLARIIFORMES
Hydrobatidae
Oceanodroma leucorhoa
Paiño de Leach


Oceanodroma melania
Petrel negro


Oceanodroma microsoma
Petrel minimo



Mamíferos Marinos

Listado de especies de mamíferos marinos presentes en la zona epipelágica[3].

Orden
Familia
Nombre científico
Nombre común
Cetacea
Balaenopteridae
Balaenoptera physalus
Ballena de aleta


Balaenoptera borealis
Ballena sei


Balaenoptera edeni
Ballena de bryde


Balaenoptera musculus
Ballena azul


Megaptera novaeanglidae
Ballena jorobada

Delphinidae
Delphinus capensis
Delfín común de rostro largo


Grampus griseus
Delfín de risso


Orcinus orca
Orca


Pseudorca crassidens
Orca falsa


Tursiops truncatus
Tonina


Steno bredanensis
Delfín de dientes rugosos


Globicephala macrorhynchus
Calderón de aletas cortas

Eschrichtidae
Eschrichtius robustus
Ballena gris

Kogidae
Kogia simus
Cachalote enano
Pinnipedia
Otariidae
Artocephalus townsendi
Lobo fino de Guadalupe


Zalophus californianus
Lobo marino

Mamíferos marinos en Norma

Especies de mamíferos marinos, presentes en la zona epipelágica que se encuentran en alguna de las categorías de riesgo de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, Protección ambiental-Especies nativas de México de flora y fauna silvestres-Categorías de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio-Lista de especies en riesgo, la cual considera :  E= Probablemente extinta en el medio silvestre; P= en peligro de extinción; A= amenazada; y  Pr = sujeta a protección especial.


Familia
Nombre científico
Nombre común
Categoría
Distribución
Balaenopteridae
Balaenoptera physalus
Ballena de aleta
Pr
No endémica
Balaenopteridae
Balaenoptera borealis
Ballena boreal, ballena sei
Pr
No endémica
Balaenopteridae
Balaenoptera edeni
Ballena de bryde
Pr
No endémica
Balaenopteridae
Balaenoptera musculus
Ballena azul
Pr
No endémica
Balaenopteridae
Megaptera novaeanglidae
Ballena jorobada
Pr
No endémica
Delphinidae
Delphinus capensis
Delfín común de rostro largo
Pr
No endémica
Delphinidae
Grampus griseus
Delfín de risso, delfín chato
Pr
No endémica
Delphinidae
Orcinus orca
Orca
Pr
No endémica
Delphinidae
Pseudorca crassidens
Orca falsa
Pr
No endémica
Delphinidae
Tursiops truncatus
Tonina
Pr
No endémica
Delphinidae
Steno bredanensis
Delfín de dientes rugosos
Pr
No endémica
Delphinidae
Globicephala macrorhynchus
Calderón de aletas cortas
Pr
No endémica
Eschrichtidae
Eschrichtius robustus
Ballena gris
Pr
No endémica
Kogidae
Kogia simus
Cachalote enano
Pr
No endémica
Otariidae
Arctocephalus townsendi
Lobo fino de Guadalupe
P
Endémica
Otariidae
Zalophus californianus
Lobo marino de California
Pr
No endémica

Peces

Listado de peces presentes en la zona epipelágica del Santuario.

Elasmobranquios


Familia

Nombre científico

Nombre común
Alopiidae
Alopias pelagicus*
Tiburón zorro

Alopias sp.*
Tiburón zorro
Carcharhinidae
Carcharhinus falciformis*
Tiburón aleta de cartón

Carcharinus limbatus
Tiburón volador o lobero

Galeocerdo cuvieri*
Tintorera

Rhizoprionodon longurio
Cazón
Lamnidae
Carcharodon carcharias*
Tiburón blanco

Isurus oxyrhynchus*
Mako
Sphyrnidae
Sphyrna lewini
Cornuda

Sphyrna tiburo
Cornuda
Rhincodontidae
Rhincodon typus*
Tiburón ballena
Mobulidae*
Mobula thurstoni*
Raya diablo, manta

Manta birostris*
Mantarraya
Rhinopteridae
Rhinoptera steindachneri
Gavilán

* Observación directa y de la pesquería en La Manga, Guaymas, Sonora(J.P. Gallo, modificado de Carrasco 1996).

Teleósteos

Familia
Nombre científico
Nombre común
Apogonidae
Apogon parri


Apogon retrosella

Belonidae
Strongylura stolzmanni


Tylosauros sp.
Agujón
Carangidae
Caranx hippos
Jurel

Gnathodon speciosus
Jurel dorado

Hemicaranx zelotes
Jurel

Oligoplites altus
Zapatero

Oligoplites saurus


Selene brevoorti
Jorobado

Seriola dorsalis


Seriola lalandi
Jurel cola amarilla

Trachinotus paitensis
Pámpano

Trachinotus rhodopus
Palometa
Clupeidae
Harengula trissina
Sardina

Ophistonema libetrtate
Sardina

Sardinops caeruleus*
Sardina Monterrey
Coryphaenidae
Coryphaena hippurus*
Dorado
Diodontidae
Chilomycterus affinis


Diodon holcanthus

Echeneidae
Remora remora
Remora
Elopidae
Elops affinis
Malacho
Engraulidae
Anchoa helleri
Anchoveta

Anchoa ischana
Anchoveta

Anchoa lucida
Anchoveta

Anchoa nasus
Anchoveta

Anchoa walkeri
Anchoveta

Anchovia macrolepidota
Anchoveta

Cetengraulis mysticetus
Anchoveta
Ephippidae
Chaetodipterus zonatus


Parapsettus panamensis

Fistularidae
Fistularia commersoni
Pez corneta

Fistularia corneta
Pez flauta
Grammistidae
Pseudogramma thaumasium


Rypticus bicolor


Rypticus nigripinnis

Hemiranohidae
Hyporhampus rosae
Agujeta, pajarillo
Holocentridae
Adioryx suborbitalis


Myripristis leiognathos
Candil
Istiophoridae
Istiophorus platypterus*
Pez Vela

Makaira indica*
Marlin prieto
Malacanthidae
Caulolatilus affinis
Blanquillo, pierna

Caulolatilus Hubbsi
Blanquillo

Caulolatilus princeps
Blanquillo
Nematistidae
Nematistius pectoralis*
Pez gallo
Ophidiidae
Ogilbia sp.
Brótolas

Ogilbia ventralis


Petrotyx hopkinsi

Ophistognatidae
Lonchopisthus sp.


Opistognathus sp.


Opistognathus punctatus


Opistognathus scops

Priacanthidae
Pristigenys serrula

Scombridae
Auxis thazard*
Macarela del Pacífico

Euthynnus lineatus
Barrilete

Scomberomorus sierra
Sierra

Thunnus albacares*
Atún aleta amarilla
Stromateidae
Peprilus sp.
Palometa
Synodontidae
Sinodus scituliceps
Lagarto
Triglidae
Prionotus ruscarius
Rubio gallineta
Xiphiidae
Xiphias gladius
Pez espada

Tabla modificada de Gallo-Reynoso y González (2003). Las Familias fueron ordenadas de acuerdo a la Guía FAO para la identificación de especies para los fines de la Pesca. Pacifico Centro – Oriental, Volumen II.1995.  * Observaciones adicionales por Juan Pablo Gallo.

Tortugas

Listado de tortugas marinas presentes en la zona epipelágica
Tortugas marinas observadas en el período 1999 – 2004. * Observación directa por J. P. Gallo en el área marina de la zona de influencia

Familia
Nombre científico
Nombre común
Chelonidae
Caretta caretta
Caguama

Chelonia agassizi
Caguama prieta

Eretmochelys imbricata
Tortuga carey

Lepidochelys olivacea
Tortuga golfina
Dermochelyidae
Dermochelys coriacea
Tortuga laúd, siete filos

II.- Fauna Mesopelágica

Peces

Listado de peces presentes en la zona mesopelágica (300 a 600 m de profundidad) (obtenidos de Robison, 1972).

Familia
Nombre científico
Nombre común
Saliorhinidae
Parmaturus xaniurus

Serriovomeridae
Serriovomer sector

Nemichthyidae
Nemichthys scolopaceus


Avocettina bowersi

Bathylagidae
Leuroglossus stilbius


Bathylagus nigrigenys

Gonostomatidae
Cyclothone acclinidens


Diplophos proximus


Vinciguerria lucetia

Sternoptychidae
Argyropelecus lychnus

Melanostomiatidae
Bathophilus filifer

Stomiatidae
Stomias atriventer

Alepocephalidae
Bajacalifornia burragei

Searsidae
Holtbyrnia melanocephala

Scopelarchidae
Scopelarchus nicholsi

Myctophidae
Triphotorus mexicanus
Linternilla

Lampanyctus parvicauda
Pez linterna

Lampanyctus omostigma
Pez linterna

Lampanyctus idostigma
Pez linterna

Lepidophanes pyrsobolus


Gonichthys tenuiculus


Myctophum affine


Hygophum atratum


Diaphus pacificus


Benthosema panamense


Diogenichthys laternatus

Neoscopelidae
Scopelengys tristis

Bregmacerotidae
Bregmaceros bathymaster

Merluccidae
Merluccius angustimanus
Merluza
Melamphaidae
Scopelagadus mizolepis bispinosus


Scopeloberyx robustus


Melamphaes macrocephalus


Melamphaes acanthomus


Melamphaes spinifer


Melamphaes laeviceps


Poromitra crassiceps