Últimas Noticias
recent

Reflexion del Transporte publico en Veracruz


Una reflexión de una lamentable situación:

A las autoridades correspondientes.

A los choferes de camiones públicos.

A los concesionarios.

A los medios de comunicación.

Al público en general.



Ante estos MUY LAMENTABLES SUCESOS que cobran la vida de seres humanos, por las conductas equivocas y criminales de algunos choferes del transporte público de pasajeros, un ciudadano, llámenme “un observador vial”, les externa los siguientes comentarios:

* Esta situación de la manera de conducir camiones en la vía publica, obedece primordialmente a la escasa educación proveniente del seno familiar.
* Obedece también a la escasa formación en la conducción de vehículos de motor destinados al transporte público de pasajeros.
* Otra de las situaciones que se presentan es la resistencia de los choferes a la capacitación oficial.
* Que el sistema de contratación de los choferes del transporte público por parte de los patrones, llámense concesionarios o permisionarios, únicamente en la mayoría de los choferes contratados, le requieren su licencia de conducir tipo “A” vigente, por aquello del seguro, pero una verdadera evaluación de aptitudes y actitudes en la conducción física, no.
* El gobierno del estado y municipal participa en la vigilancia de las actitudes de algunos choferes del transporte público, a través de las dependencias de transito del estado y municipal.
* Estas dependencias de transito llevan a cuestas una gran responsabilidad y es la de procurar la seguridad y prevención vial, especialmente hacia los peatones y conductores.
* Este observador vial en múltiples ocasiones se ha percatado de serias anomalías en la impartición de la disciplina vial por parte de algunos oficiales de transito, que en lugar de corregir faltas cometidas a través de las sanciones oficiales, estas se convierten en arreglos entre tránsitos y choferes, llámalo “mordida “lo cual distorsiona severamente la misión de ellos como servidores públicos, procuradores de la seguridad y prevención y solapa a los choferes y se hace complicidad reciproca y sus jefes...bién gracias.
* Mientras se presenten estas anómalas situaciones de corrupción de algunos oficiales de transito y choferes, las medidas oficiales legales están de mas y no podrá tenerse el éxito deseado por las autoridades en la materia de seguridad y prevención vial.
* De nada servirán las buenas intenciones de los gobernantes hacia los gobernados, de nada servirán las leyes, reglamentos, códigos, si estos no son respetados y aplicados por quien tiene esa responsabilidad.
* Otros factores que intervienen en estas problemáticas comentadas, es la actitud pasiva de los concesionarios, permisionarios, patrones de los choferes, ya que no evalúan la contratación de los choferes a través de los organismos oficiales, procurando tener calidad y no cantidad de choferes.
* Mientras en el gremio del transporte público se presenten sobresaturación de vehículos del transporte público, entre ellos de pasajeros, la competencia se incrementará día a día y los accidentes viales seguirán y lo mas lamentable, los casos de personas muertas.
* Mientras en el gremio de transporte público de pasajeros, especialmente el camión urbano, se siga con el sistema de pago por comisión por boletaje vendido al chofer, este con su escasa educación y formación humana, procurará tal vez competir a toda costa por recibir mayor beneficio económico, no importando con ello pasar por alto leyes, reglamentos, códigos, autoridades y ciudadanía.
* Un sector muy importante también lo conforma el ciudadano, el pasajero, que apático en la unidad de transporte publico como testigo de anomalías y conductas negativas, no acusa en su momento o señala al chofer, ante las autoridades correspondientes.
* Mucha ciudadanía a bordo del camión de pasajeros, se percata de los “intercambios” entre choferes y tránsitos y ¡nada dice! Y se convierten en cómplices...
* La ciudadanía en general también lleva su culpa, al carecer la mayoría de conocimientos en materia vial, procura el desorden en los “papeles” que juegue, sea como caminante o peatón, como chofer o conductor o como pasajero del camión...
* Abundando lo anterior, como peatón muchas veces atraviesa la calle sin fijarse, reta a los automóviles, cruza en los lugares incorrectos, ¿y las zonas peatonales?, ¡bien gracias...!, y en presencia de puentes peatonales, ¡no los emplean!...y en cuanto a cruzar en calles con semáforo...ídem y prevalece la ignorancia, descuido, anarquía, inseguridad, etc.
* Como pasajero, adopta malas costumbres, muy peligrosas, sube y baja del camión donde se le da su gana, no mide las consecuencias y después de un lamentable y funesto accidente...
* Como conductor de vehículo, somos muchos malos conductores, no existe obligatoriedad de prepararme para el manejo de vehículos y los accidentes están a la orden del día (un sector de peligro son los ciclistas)...
* De este ultimo accidente vial, donde pierde la vida un ser humano, padre de familia, que en presencia de sus hijas, es arrollado y muerto y rematado, a la vista de todos (incluyendo el pasajero), que ninguno se “activó” y detuvo al criminal del volante, ¡un criminal huye a la vista de todos!, el día que sea un familiar tuyo ¿qué harías?...
* Este caso se presenta a diario, donde los pasajeros cómplices tal parece que aplauden las actitudes y las conductas negativas de los choferes, pasivos se percatan de excesos de velocidad, conducciones temerarias, competencias de velocidad, pasos de semáforos en alto, corretizas a conductores de otros coches, ascienden y descienden en los lugares no adecuados e inseguros y se mantienen callados, ¿quieres soluciones...?, ¿participa!...
* Eso sí, si se presenta un accidente y salen lesionados los pasajeros, de manera inmediata acusan las conductas negativas de los choferes, o sea si no pasa nada...nada hacen.
* Este observador vial en ocasión de asistir a las oficinas expedidoras de licencias, especialmente las del centro de Veracruz, en la banqueta y enfrente de las oficinas de transito del estado, enfrente de mucha gente, fui abordado por personas ¿ajenas? a la dependencia, digo ¿ajenas? porque logre descubrir el “hilo negro” y el “agua tibia” de una PUBLICA SITUACION DE CORRUPCION DE LAS OFICINAS DE GOBIERNO...
* Llego a esas oficinas públicas y me abordan cual viles zopilotes, aves de carroña, mal / bien conocidos “coyotes” y me ¡aunque usted no lo crea!, ofrecen sacar la licencia de conducir y de manera ¡muy fácil!, pero algo mas cara que el costo oficial...
* La licencia que yo requería es la de chofer de taxi (tengo varios años en el gremio, algo así como 23 años) y me mostraron verbalmente un “menú” de entre $1,700.00 y $1,400.00 por el documento solicitado al canje, (su costo oficial es de algo así como $450.00)...
* Entre los comentarios del zopilote, digo coyote (mejor conocido), es que como obligatoriamente y de a fuerzas (aunque no me guste y que debiera ser para todos los choferes) se debe contar con una capacitación en educación vial, y no contaba con ella, pues casi me convencen y me pregunto, ¿qué no existen dependencias de gobierno que supervisen estas situaciones a la vista de todos?, ¿están en la vía pública y no los ven...!, ¿que hacen los “jefes” que no se dan cuenta?, ¿se la pasaran de café en café dando entrevistas?, o lo mas seguro, ¿les importa muy poco?, ¿y contraloría...?...
* Pero no termina ahí la “telenovela”, un compañero del gremio, por su irresponsabilidad y licencia vencida, mordió el “anzuelo” del coyote (dígase “pescadores” de cómplices de la corrupción) y lograron su objetivo, por la “módica” cantidad de nada mas y nada menos de $1,300.00 devaluados pesos, sin I.V.A. ni T.U.A. ni otros impuestos absurdos y ¿creerán que el principal “cáncer” está dentro de las oficinas de gobierno?...
* Sí, ese “cáncer” se llama LICENCIAS porque fue ahí donde se autorizó o permitió realizar el documento oficial sin mas tramitología como el contar con un documento de capacitación que expide el gobierno y ¿saben que?, así como mi compañero lo realizó, muchos a diario lo realizan y te pregunto ¿será que estos coyotes, zopilotes, pescadores, etc. ¿están “autorizados” o son de conveniencia de alguien?, ¿hasta donde llega la repartición?...¡buena pregunta...!
* Pero no termina ahí la telenovela, y aunque suene irreal, muchos choferes acuden a los zopilotes / coyotes para buscar sus servicios y se retiran satisfechos, eso sí ¡acusan al gobierno de esa situación, sin pensar que al aceptar el tramite irregular también son cómplices!.
* Lector del presente escrito, ¿qué sentirán estos personajes promotores de la corrupción cuando se enteran (si es que lo hacen), que aquella licencia expedida fue a base de la corrupción y que ese chofer por su escasa capacitación y educación, ocasionó lesiones serias y muerte a un ser humano vivo...¿que le podrán decir a los familiares?, ¿les remorderá la conciencia?, ¿tendrán remordimientos?...
* Lector del presente escrito, la responsabilidad es de varios, es compartida y entre ellos acuso a algunos de los medios de comunicación, que conocedores de la situación que opera en las oficinas públicas, no lo denuncian oportunamente a las autoridades correspondientes y se van en múltiples ocasiones por la “fácil”... ¡porque también los hay!...
* Por consiguiente la ciudadanía exige a las autoridades tomar las determinaciones suficientes y dar soluciones acordes a sus obligaciones y que desde la trinchera que ocupes realices las actividades con ética, honestidad y responsabilidad, ¡dile no a la corrupción!
* Hay que recordar que la corrupción la censura la ciudadanía, pero la tolera y admite y participa con ella.
* Hay que recordar que la ciudadanía reprueba las conductas negativas de algunos choferes, pero no las acusa oportunamente.
* Hay que recordar que la ciudadanía le exige a los gobiernos cumplir con sus obligaciones y es esta ciudadanía la que evade las suyas.
* En cuanto a los choferes les he de decir que tengan un poco mas de sensibilidad y respeto a la ciudadanía, que si bien la conducción de camiones representa un trabajo, no tiene que ser de la manera que algunos lo hacen, poniendo en peligro la vida y bienes de otros, recuerden que ustedes también o sus familiares podrán ser ocasión de lo mismo...
* Y a los papas de estos irracionales personajes del volante que hacen de la conducción del camión una actividad de terror, intimidación, peligro, de lesiones y muerte, les invito a procurar oportunamente los valores humanos, el respeto a la vida, incúlquenle la religión, la que profesen, sean digno ejemplo de actitudes, recuerden que los cimientos de este desorden público estriba en la EDUCACION.
* Y como podrán darse cuenta, esta telenovela es muy extensa, tal vez interminable, ahora falta el final feliz y ese lo lograrás con tu participación ciudadana, responsable, ética, donde tu complicidad sea por lo recto, legal, derecho y que en la trinchera que te desempeñes lo hagas bien...esperamos tu valiosa participación...



Quien esto edita: “Un observador vial”.
Francisco Bretón

Francisco Bretón

Totalmente desquiciado, un poco loco y de todo un poco...Geek, Genio incomprendido, Blogger, Otaku extremo, 100% Androide y amante de los Deportes

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.